Vía de 6 carriles ahora es un amplio ingreso a Guayaquil

Por cerca de 40 minutos el tráfico en la avenida José Rodríguez Bonín colapsó. Eran las 11:05 de ayer y los buses no avanzaban y las bocinas de los vehículos sonaban sin cesar.

Por un instante los conductores recordaron la odisea que significaba cruzar la vía meses atrás cuando se realizaban los trabajos de ampliación, que hizo desde el 24 de agosto del 2011 la contratista Ripconciv.

Sin embargo, el embotellamiento no era por causa de algún problema vial, sino por la inauguración oficial de la avenida, que estuvo a cargo del alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, quien recorrió los 1.527 metros de hormigón armado que reemplazó al asfalto anterior.

Junto al alcalde recorrieron la vía la vicealcaldesa, Doménica Tabacchi, y algunos concejales como Manuel Samaniego y Cristina Reyes, además de moradores del sector, quienes con carteles agradecieron la nueva imagen de la avenida, que entre otros servicios incluye una ciclovía que se conecta con las avs. Barcelona y del Bombero.

A criterio de Jorge Berrezueta, director de Obras Públicas del Cabildo, los nuevos ductos cajones del alcantarillado de aguas lluvias y el sistema de aguas servidas, más que la ampliación de los carriles de 2 a 6 carriles (3 por cada sentido), es la obra más importante en el sector.

“La obra ya se está utilizando desde semanas atrás y los sistemas de alcantarillado y los ductos cajones son importantes para que el concreto que colocamos tenga durabilidad”, explicó el funcionario municipal, quien estimó que la obra costó alrededor de $ 5’700.000.

En tanto, varios moradores de las cooperativas y urbanizaciones, ubicadas a los costados de la avenida, salieron a las calles para presenciar la inauguración. Winter Quimís, de 48 años, lo hizo junto a un grupo de vecinos de la urbanización Jardines del Salado, que mostraron carteles de agradecimiento al alcalde.

Quimís, un manabita que vive en el lugar desde hace 36 años, aseguró que la nueva vialidad que presenta la avenida los ayudará a que los negocios crezcan económicamente y el sector gane plusvalía.

“Soy manaba, pero me siento guayaquileño, esto nos va a ayudar a mejorar nuestras vidas, los dueños de negocios debemos aprovechar”, señaló Quimís, quien es dueño de un restaurante en Jardines del Salado.

Sin embargo, también hubo pedidos para la administración municipal. Inés Flor Yela salió con un cartel pidiendo la legalización de la cooperativa Jardines del Salado 2.

“Tengo 10 años viviendo en el sector, estamos al fondo, y creo que ya es hora de que el Municipio legalice las tierras”, dijo.

Nueva ciclovía agradó

Para los ciclistas fue una grata sorpresa encontrarse con una nueva ciclovía en la avenida. Jimmy Martillo, de 54 años, del movimiento Ciclistas de la Calle, recorrió el trazado que cuenta con 1.200 metros.

“Celebro la iniciativa de la ciclovía, pero también debería hacerse en los barrios populares”, dijo el ciclista.

Metrovía e intercambiador

El alcalde Jaime Nebot resaltó la entrega de la avenida José Rodríguez Bonín como el cumplimiento de una de las obras viales que ofreció para este mes. Nebot aseguró que los carriles de la troncal 2 del sistema Metrovía y el intercambiador de tráfico de la avenida Benjamín Rosales, a la altura de la terminal terrestre, serán entregados en los próximos días de este mes como se planificó.