Policía hizo operativo en el colegio Vicente Rocafuerte

La incursión de al menos cincuenta agentes de la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescente (Dinapen) y de la Policía Antinarcóticos del Guayas en el colegio Vicente Rocafuerte de Guayaquil, sorprendió ayer a los estudiantes.

El operativo comenzó alrededor de las 08:30 y tenía como objetivo verificar si entre los estudiantes y en los alrededores del centro educativo había sustancias prohibidas.

Personal docente y administrativo de la institución impidió el ingreso de los medios de comunicación, pero a lo lejos se observó a los agentes revisando la zona de la piscina y las áreas verdes del colegio.

Durante la incursión el personal policial utilizó un perro adiestrado para la búsqueda de alcaloides. En la parte externa fueron requisados los quioscos de venta de comida, incluso agentes vestidos de civil pidieron a una comerciante vaciar su canasta de pasteles para la revisión y observaron minuciosamente los vehículos estacionados en el sector.

No obstante, fue en los techos de los pequeños locales donde los gendarmes hallaron cajetillas de cigarrillos. También decomisaron algunos cuchillos a los vendedores de caramelos.

Algunos alumnos que salían del colegio con uniforme de educación física relataron que la policía incursionó en varias aulas y que hallaron ocho sobres con sustancias. “Se encontraron en diferentes partes; navajas también encontraron, pero no es sorpresa porque sabemos que aquí se maneja eso. Los estudiantes vieron que la Dinapen llegó y toditos botaron”.

Este Diario intentó comunicarse con Mónica Franco, viceministra de Gestión Educativa, y Juan Carlos Rodríguez, subsecretario zonal, para conocer bajo qué argumentos se hizo la incursión policial en el Vicente Rocafuerte, pero no contestaron sus celulares.

El teniente coronel Rodrigo Garcés, jefe de la Dinapen, estuvo en el sitio, pero no quiso atender a la prensa. Carmen López, rectora del Vicente Rocafuerte, informó que no iba a dar declaraciones.

No obstante, el pasado miércoles Franco dio a conocer un instructivo para la Protección Integral de los Estudiantes del Sistema Educativo Nacional, el cual establece programar “acciones conjuntas con la Policía Nacional, Policía Antinarcóticos, Dinapen, Consep, a fin de brindar mejores y eficaces estrategias de protección...”.

El documento señala, además, realizar un control de los vendedores ambulantes, quienes serán registrados e identificados con un carné.

Algunos padres de familia que vieron la incursión policial se mostraron a favor de la medida, pero otros pidieron ejercer y mantener un mayor control en los exteriores. “Los están induciendo porque los estudiantes son criaturas, los someten, los tienen amenazados; deben ayudar de corazón, que no lo hagan solo por un día”, dijo la madre de un estudiante.

En horas de la tarde, se observó personal policial y canes adiestrados en los exteriores del colegio particular CEBI, en el norte de la urbe.

El supuesto consumo y expendio de droga en los colegios quedó al descubierto tras la muerte de una alumna, al parecer, por una sobredosis.

Detalles: Menores aislados
Por libar en la vía pública
Dos menores de edad fueron encontrados por la policía en completo estado etílico en un parque de la ciudadela Sauces 8, en el norte de Guayaquil. Eran las 21:00 del pasado miércoles cuando los agentes de la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) fueron alertados del hecho.

Celebración
Los adolescentes vestían el uniforme de un colegio del sector y fueron llevados a una casa de salud. La joven de 14 años confesó a un agente de la Dinapen que era la primera vez que ingería alcohol, y que estaba celebrando el haber obtenido 19 en un examen. Los agentes llamaron a los padres de la joven.