Sin una reforma agraria

Tres años han transcurrido desde que feneció el plazo otorgado por la Constitución para la aprobación de una Ley de Recursos Hídricos que determine la distribución equitativa del recurso.

Pero esta ley sigue estancada en la Asamblea, al igual que la Ley de Tierras. Ambas son claves para el concepto de soberanía alimentaria desarrollado en los arts. 281 y 282 de la Constitución, según Xavier León, miembro de Acción Ecológica y experto en desarrollo rural. "El 95% de la harina que consumimos es importada", dice León.

La falta de acceso al agua para riego y la concentración de tierras por el carácter agroexportador se mantiene como estructura agraria del país, según varias organizaciones. Humberto Cholango, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, asegura que no hay interés en el Gobierno por ejecutar la reforma agraria. Un estudio recogido por el Sistema de Investigación sobre la Problemática Agraria en Ecuador (Sipae) indica que 616 familias ligadas a la agroindustria tienen 3'593.496 hectáreas (ha), mientras que 712.035 familias poseen 2'481.019 ha.

León considera que las políticas estatales se centran en apoyar con créditos y seguros cuatro productos principales (maíz, arroz, papa y soya). "Otros sembríos, como verduras, vegetales y hasta plátano, han quedado relegados", dice.