El cáncer de mama continúa afectando a las ecuatorianas

Hace un año, Maribel (nombre protegido), de 39 años, se palpó una bolita pequeña en su seno izquierdo. Acudió al médico y tras varios exámenes le salió negativo. A pesar del resultado, el mastólogo le recomendó que se realice controles periódicos y en uno de ellos le detectaron un tumor maligno.

Por tres meses recibió el tratamiento de quimioterapia y, posteriormente, le extirparon el tumor. Hace algunos meses le practicaron la primera cirugía de reconstrucción mamaria (colocación de expansores mamarios). Y hoy, a Maribel le harán la segunda intervención, que consiste en reemplazar los expansores por prótesis.

“Estoy contenta, feliz de volver a estar completa”, dijo la madre de dos niños.

Así como Maribel, un promedio de entre 450 y 500 casos nuevos de cáncer de seno se presentan anualmente en Solca. Así lo indicó Antonio Jurado, jefe de Mastología de la casa de salud, en el marco del Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, que se recuerda hoy.

En este día se insiste en que un diagnóstico temprano es la mejor prevención de la dolencia. Según la Organización Mundial de la Salud cada 30 segundos se diagnostica un cáncer de mama en el mundo.

En el país, a 3.000 mujeres se les detecta cáncer maligno y de cada ocho, a una le va a dar, señala Poly Ugarte, presidenta de la fundación que lleva su nombre y una de las sobrevivientes de este mal.

De las 36.000 mujeres que la fundación atendió en tres provincias, solo 6.000 tenían Seguro Social o el Bono de Desarrollo Humano. “Pero, ¿qué pasa con las otras 30.000? ...los exámenes de prevención cuestan 30 dólares, pero el tratamiento, 10.000 dólares”, cuestiona.

Ugarte sostuvo que “la incidencia sigue subiendo, pero lo más triste es que las edades han bajado, antes se veían casos a partir de los 35 años, ahora ya van por los 30, y conozco casos de mujeres de 26, 29...”.

Ante ello, la fundación envió un Proyecto de Ley de Prevención de Cáncer de Mama a la Asamblea Nacional, el 8 de marzo pasado, y consta de tres puntos: “que sea una política pública la prevención del cáncer de mama...”; la ampliación de la cobertura de salud de las mujeres que no tienen Seguro Social ni el bono; y la reconstrucción del seno.

El 4 de septiembre, la Comisión de la Salud de la Asamblea solicitó que el proyecto se archive. Ante ello, la fundación inició un proceso de recolección de 28.000 firmas a nivel nacional para pedir que no sea archivado.

Ugarte afirmó: “Ya hemos ganado una batalla, pero aún no la guerra”, al referirse a que el miércoles pasado el presidente de la Asamblea, Fernando Cordero, pidió en primer debate que no se archive el proyecto de ley e indicó que en 45 días debía bajar a segundo debate.

Para prevenir, desde la pubertad se debe hacer una autovaloración (tocándose los senos), a partir de los 30 años realizarse un chequeo general con un ginecólogo para ver si tiene algún tipo de lesión, y a los 40 se recomienda practicarse una mamografía, explica el mastólogo de Solca.

También, autoexplorar los senos siete días después del periodo menstrual y repetirlo una vez al mes. Entre los síntomas de alarma están nódulos en el seno, enrojecimiento y secreción del pezón. Y entre los factores de riesgo: el consumo de alcohol y tabaco, herencia, no tener hijos, tener hijos mayores de 35 años, estrés, entre otros.

Apuntes: Proyecto de ley
Capítulo 2, art. 9
Como política laboral, todas las instituciones públicas y privadas deberán practicar al personal femenino en edades de mayor vulnerabilidad una mamografía anual, así como realizar una vez al año campañas de prevención del cáncer de mama.

Capítulo 3, art. 12
La persona a quien se le haya detectado una lesión sospechosa de cáncer de mama tiene derecho a recibir atención oportuna para su diagnóstico y tratamiento. El servicio será gratuito.

Capítulo 3, art. 16
La mujer que ha sido sometida a una intervención quirúrgica de mastectomía tiene derecho a solicitar cirugía reconstructiva, siempre y cuando, posterior al protocolo de tratamiento recibido, se evidenciare que no existe actividad tumoral, es decir, que la paciente se encuentre en remisión.