Fuga de cerebros a Ecuador por la crisis en España

Una publicación del diario español La Vanguardia reveló ayer una fuga de cerebros y mencionó el caso de 150 españoles que, contratados por el Gobierno de Ecuador para formar a los docentes de sus universidades y abrir allí líneas de investigación, migran a ese país huyendo de la crisis.

“Ahora la flecha migratoria se ha dado la vuelta”, dijo la bióloga Sol Martínez, quien es parte de los especialistas universitarios españoles que viajaron a Ecuador. “Era un país inmigrante, ahora es el que contrata a nuestros doctores; el mundo al revés”, comentó.

De la información se desprende que los profesionales españoles aportarán con sus conocimientos al plan de reforma educativa en las universidades, formando a los docentes.

“Ofrecemos 1.700 dólares al mes y trece pagas; las que les quita (el presidente español Mariano) Rajoy se las damos nosotros”, dijo Pablo Ulloa, coordinador de las Universidades Ecuatorianas ante las Universidades Europeas. “Este salario es una base para empezar, luego ellos ya elegirán si quieren seguir, nos encantaría que dirigieran carreras y, por qué no, que llegaran a ser rectores de universidades con su correspondiente aumento de salario”, refirió el funcionario, según el medio.

En medio de la ilusión y la incertidumbre, los primeros 20 españoles partieron desde Madrid para Ecuador, los siguientes viajarán progresivamente hasta completar los 150 que el Gobierno quiere contratar antes de fines de año, indicó La Vanguardia.

“Esta oportunidad en Ecuador me ha llovido del cielo”, dijo María Provencio, de 30 años, doctorada en Psicología Experimental por la Universidad Complutense de Madrid. “Yo llevo cuatro años dando clases e investigando en la Complutense, pero me quedé en paro (sin empleo). En junio se me terminó el subsidio, he tenido que dejar mi casa y no encontraba nada de trabajo”, expresó.

En el caso del economista Daniel Fernández, él buscaba un país más cercano, pero por el idioma optó por Ecuador.

Carlos Ruiz, de 33 años, doctorado en Biología Molecular, contó que fue contratado por dos años para la Universidad Técnica de Manabí.

La crisis que afecta a la Eurozona y especialmente a España ha revertido la tendencia de los flujos migratorios, con cada vez más europeos que buscan trabajo en Latinoamérica y el Caribe, y menos latinoamericanos que migran hacia Europa.

Un informe de la Organización Internacional de las Migraciones, basado en datos que llegan solo hasta el 2010, reveló que entre el 2008 y el 2009 más de 107.000 europeos dejaron sus países de origen para migrar a Latinoamérica, especialmente Brasil, Argentina, Venezuela y México, y a Portugal.