Miles de mujeres se dieron cita para prevenir cáncer

El centro polifuncional Zumar se convirtió ayer en un lugar de encuentro de miles de mujeres que asistieron por una misma causa: atenderse para prevenir el cáncer de seno. Esta jornada médica la organizó la Fundación Poly Ugarte.

Luz Román, de 50 años, fue una de las mujeres que acudieron a las 08:00 para ser atendidas por primera vez por un médico. “Tengo doce hijos y todos los partos los di en mi casa con ayuda de una partera. Es la primera vez que me vengo a hacer atender. Y aunque no me duele nada, vine para prevenir esta enfermedad”, comentó la habitante de Balerio Estacio, quien llegó en un bus con cincuenta personas más de esa zona.

A Román la atendieron una hora después y el médico le indicó que no presentaba ningún nódulo, pero que debía realizarse una mamografía de control.

En cambio, Patricia Mora, de 44 años, se mostró preocupada porque ella sí tenía un nódulo (bulto o tumoración palpable) en la parte baja del seno derecho. “Hace un año, en un centro de salud me dijeron que tenía una bolita de grasa de un centímetro, pero ahora me ha crecido a cuatro y aquí me dicen que es un nódulo y que debo hacerme unos exámenes (mamografía y ecografía) gratuitos para ver qué tengo”, dijo Mora.

Hasta las 10:30 se atendió a unas 5.000 mujeres y a cerca de 200 hombres.

Según lo programado, hasta las 15:00 se esperaba chequear a 10.000 personas más.

La fundación ha atendido a cerca de 180.000 mujeres a nivel nacional, señaló Poly Ugarte, presidenta de la agrupación, que el 8 de marzo pasado envió a la Asamblea Nacional una propuesta de Ley contra el cáncer de mama, que constó de tres puntos: “Que sea una política pública la prevención del cáncer de mama, porque no hay normativas ni protocolos médicos a nivel general de todos los ginecólogos”.

Agregó que una mujer a los 20 años se debe hacer una autovaloración (tocándose los senos) y a los 30 se debería realizar un chequeo de los senos con un ginecólogo para ver si tiene algún tipo de lesión. Cada mujer se debe autoexplorar los senos siete días después del periodo menstrual y tocarse mínimo una vez al mes como un método de prevención.

Anualmente, a 3.000 mujeres se les detecta cáncer maligno; de cada ocho, a una le va a dar, señaló Ugarte.

El segundo punto, explicó, es la ampliación de la cobertura de salud de las mujeres que no tienen Seguro Social y que no cobran el bono, para que cuando acudan a algún centro médico se les dé el tratamiento que necesitan; el tercer punto es la reconstrucción del seno.

Ugarte señaló que la Comisión de la Salud de la Asamblea solicitó que el proyecto se archive a inicios de septiembre.

Ante ello, la fundación inició un proceso de recolección de 28.000 firmas, a nivel nacional, para pedir que no se archive la propuesta de Ley.