‘Amores finos’, obra que evoca la tradición oral

Un promedio de 30 artistas participa en el montaje de la pieza Amores finos que llega al Teatro Centro de Arte en dos funciones. La idea original es de Joseph Garzozi, director de Turismo del Municipio de Guayaquil, y cuenta con la dirección del realizador Gonzalo Mejía.

El guionista es Alfredo Cucalón, la dirección musical está a cargo de Schuberth Ganchozo y de la producción se encargó el Teatro Centro de Arte.

Mónika Cuesta es la encargada de la dirección artística y la producción ejecutiva; mientras que con motivo de la intervención del ballet del teatro, Jéssica Abouganem está en la dirección de este elenco y Rosario Delgado, en su producción.

Esta puesta en escena reúne danza en estilos como el contemporáneo y el folclórico, así como el recurso multimedia, la actuación de diversos artistas que hicieron audiciones y la música en vivo con la participación de la orquesta de bambú de Ganchozo.

Mónika Cuesta indica que la realización de la obra surge hace más o menos año y medio. “Joseph Garzozi desde hace muchos años viene haciendo actividades relacionadas con el redescubrimiento del amorfino y quería dar otro paso para poner esta tradición en apogeo, por lo que le propuso al Teatro Centro de Arte hacer una producción”.

Asimismo, sostiene que el teatro acogió el planteamiento de Garzozi, porque ese espacio “no solo da cabida a la creación artística, sino que también pone semillas para el fortalecimiento de la cultura”.

En la etapa de investigación sobre amorfinos, modo de vida y de trabajo del montubio, cuenta Cuesta, colaboraron Ganchozo y la historiadora Jenny Estrada.

Parte de la música ya existía y fue recolectada durante la etapa de estudio de campo, mientras que la otra parte la creó Ganchozo.

Gonzalo Mejía dice que la historia trata sobre la vida de Juan Ignacio (Pancho Aguiñaga), quien se reencuentra con sus raíces montubias al tener que hacer la rural en el campo, donde conoce a gente interesante y a Briana (Carolina Piechestein), de la cual se enamora.

Aparece un chico, Clemente (Ángel García), que competirá con Juan Ignacio. En la obra, asimismo, se aborda el tema de la migración, explica Mejía, porque a más del traslado que hay de la ciudad al campo, hay escenas que presentan ese movimiento de Ecuador a EE.UU. Actúan también Mercedes Payne, Andrés Garzón, Alberto Rivera, Luis Villamar, Ángel García, Mercedes Murillo y Mónika Bloch.

Mejía expresa que con esta puesta en escena se busca romper los estereotipos que pueden generar minimización del montubio. “Más bien lo que se pretende es que estemos orgullosos de lo que somos, de dónde venimos”.

Amores finos dura hora y media y consta de un solo acto.

Del montaje
Debut. De la obra Amores finos se desarrollarán dos funciones. La primera, que es la de estreno, se cumple esta noche, a las 20:00, en la sala principal del Teatro Centro de Arte, en el km 4,5 vía a Daule.

Puesta. La segunda presentación será mañana, a la misma hora y en el mismo lugar. Las entradas, ambos días, cuestan $ 15 platea alta y $ 20 platea baja.