Empresas analizan costos por lactancia de 12 meses

QUITO
.- Para varios sectores productivos, la ampliación de nueve a doce meses en el periodo de lactancia para las empleadas del sector privado implicará un incremento de costos, especialmente para las actividades en las que las mujeres representan más del 50% en la nómina. Sin embargo, trabajadores dudan de que el sector resulte afectado, por el ofrecimiento del Gobierno de analizar la redistribución de la jornada laboral de 40 horas en seis días.

El aumento del periodo de lactancia es uno de los temas de la Ley Orgánica de Defensa de los Derechos Laborales, que entra en vigencia hoy por el ministerio de la ley, una vez que el pasado 20 de septiembre la Asamblea no tuvo los votos suficientes para allanarse al veto parcial del Ejecutivo, ni para ratificarse en el texto que aprobó la Legislatura.

Entre los sectores que tienen una presencia importante de personal femenino están el florícola, el farmacéutico y el pesquero.

Renato Carló, presidente de la Asociación de Laboratorios Farmacéuticos del Ecuador, explica que el cambio de nueve a doce meses en el periodo en que la madre destina dos horas diarias para la lactancia implica la contratación de personal adicional, porque esta industria no puede obviar la mano de obra de las mujeres debido a sus especiales aptitudes en los detalles del proceso de fabricación y terminación de los productos.

En este sector, el 70% de un total de 15 mil trabajadores es personal femenino y, según Carló, para aplicar esta ley se debe optar por contratos de carácter ocasional.

Gino Descalzi, presidente del directorio de Expoflores, dice que este es un beneficio social al que su sector no se opone, pero es evidente que habrá un encarecimiento de los costos, con el agravante de que en el caso de las florícolas, la ausencia de las madres que se acogen al periodo de lactancia no es solo de dos horas diarias, sino de toda la jornada. Entonces, no se opta por contratos eventuales u ocasionales sino por contratos permanentes, pues según Descalzi, se requiere personal de mucha experiencia y destreza en el manejo de las flores.

Descalzi evidencia su expectativa de que se concrete el planteamiento de redistribuir la jornada laboral de 40 horas en seis días de la semana.

Por lo que el ahorro que significaría pagar la jornada del sexto día solo con el 25% de recargo puede servir para financiar el tiempo adicional de la lactancia para las trabajadoras, según Descalzi, y para competir con países como Colombia, donde la jornada laboral es de 48 horas.

Para el presidente de la Confederación de Organizaciones Clasistas Unitarias (Cedocut) Mesías Tatamuez, los empresarios no van a ganar menos. “Están felices porque ya tienen el proyecto (oficial) de repartir las 40 horas para que puedan evitar el pago del 100% de horas extras en fines de semana y días festivos, entonces no van a tener pérdidas”, dijo.

Tatamuez agregó que lo que deberían hacer los empresarios es presentar un programa de generación de producción y empleo en un diálogo tripartito con trabajadores y Gobierno, para hacer reformas al Código del Trabajo que otorguen seguridad jurídica.