Senescyt cambia instructivo para calificar la nivelación

La Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) elaboró un nuevo instructivo para calificar a los bachilleres que siguen el curso de nivelación. Este incluye un examen final al término de los seis meses de capacitación y el cálculo de un promedio global, cuya nota mínima deberá ser 7,5 puntos para aprobar el curso.

Las nuevas directrices fueron difundidas la tarde de ayer a las universidades que dan el curso desde abril pasado, indicó Elizabeth Larrea, secretaria técnica de la Senescyt.

En la U. de Guayaquil, decenas de bachilleres que obtuvieron 6 puntos de promedio en las materias buscaban respuestas en profesores de la nivelación y en el Vicerrectorado Académico sobre qué alternativas tenían para lograr 7 puntos. Esto porque la universidad anticipó, con base al instructivo inicial de la Senescyt, que quienes no lograran ese puntaje reprobaban el curso, lo que recientemente fue remarcado por el vicerrector académico, José Apolo, entre otras autoridades del centro.

Ese instructivo especificaba que para ser promovido de curso “el estudiante deberá tener 7 puntos en cada una de las unidades de análisis”. Ello se mantenía ante la ausencia de un nuevo documento.

En el vigente, el bachiller deberá obtener, al final de los seis meses de clases, 3 notas valoradas por 10 puntos cada una.

De ahí surge un promedio, el cual deberá sumarse a dos notas más: la del proyecto de integración y la de un examen final, ambas por 10 puntos. Ese promedio final deberá dar mínimo 7,5 puntos. Con menos optará por un test de recuperación.

Mientras tanto Gastronomía, carrera perteneciente a la Facultad de Ingeniería Química, cuenta con una capacidad física para recibir a 360 bachilleres en su curso de nivelación, pero la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) le asignó 563, un exceso de 203.

Sonnia Sánchez Espinoza, directora de la carrera, sostiene que esos bachilleres no inician el curso de nivelación por falta de aulas. “Están en stand by. Vienen a cada rato a preguntar cuándo empiezan las clases”, admite la directora de Gastronomía, al tanto que afirma que la situación fue anticipada a la Senescyt antes de comenzar el curso y que el organismo prometió alquilar espacio, pero no ha cumplido, expresa.

Sánchez sostiene que los 203 bachilleres empezarán su nivelación en septiembre próximo, una vez que los 360 estudiantes del primer grupo concluyan el curso tras seis meses de capacitación.

Ella aseguró que la Senescyt está al tanto de ese plan.

En mayo pasado, en declaraciones a este Diario, Elizabeth Larrea, secretaria técnica de la Senescyt, mencionó que el problema de exceso de cupos en Gastronomía surgió porque la misma facultad de Ingeniería Química indicó a la Senescyt el número de cupos disponibles para cada una de sus carreras.

Sánchez señaló que informaron que podían recibir a 720 aspirantes al año, la mitad por cada semestre. Y agrega que ya está lista la distribución de los bachilleres rezagados en las aulas destinadas a la nivelación.

En mayo no hubo cupos
Gastronomía no apareció en la oferta de carreras de la U. de Guayaquil en la reciente convocatoria del Sistema Nacional de Nivelación y Admisión (SNNA), que repartió cupos en el país tras la prueba de aptitud del 19 de mayo pasado.

La directora de esa carrera cree que eso sucedió para evacuar a los bachilleres que quedaron rezagados.