Con cédula se puede acceder ahora a créditos en almacenes

Almacenes comerciales que antes contaban con tarjetas de crédito para financiar las compras ya no aceptan el plástico. Ahora solicitan la cédula a sus antiguos tarjetahabientes y les piden firmar un voucher, y en algunos casos, un contrato.

Estos cambios se dan luego de que el pasado 5 de julio la Junta Bancaria resolviera prohibir la emisión de tarjetas de crédito a establecimientos comerciales y limitar la administración y entrega de ese servicio a las instituciones financieras.

En el caso de clientes nuevos, interesados en obtener créditos, algunas casas comerciales han preferido no concederles por el momento.

Cristina Yagual notó lo cambios ayer, cuando fue a comprar ropa a ETAfashion para su esposo. Ella explica que al querer pagar con la tarjeta le dijeron que ya no usan el plástico, pero que podía firmar un convenio de crédito directo.

Con ese documento le indicaron que podría acceder a las mismas características de su crédito anterior (diferido hasta 12 meses y el mismo cupo), pero que ya solo requerían de su número de cédula.

En servicio al cliente una de las asistentes indicaba ayer a los clientes que deseaban crédito por primera vez que deben presentar una solicitud y con ello adjuntar otros datos. Después de una semana se podría saber si su requerimiento ha sido aprobado.

Según la Superintendencia de Compañías, "la normativa vigente no impide a las compañías sujetas al control de la Superintendencia (...) otorgar crédito directo para la adquisición de sus productos o servicios".

En supermercados Coral, en la av. Carlos Julio Arosemena, también indicaron que mantienen el crédito para sus clientes, pero por el momento ya no hacen renovaciones de tarjeta, ni nuevas emisiones.

Establecimientos como Sukasa y Pycca tampoco están otorgando nuevos créditos.

En Sukasa, según los trabajadores del almacén, ya no es necesario mostrar la tarjeta, sino solo presentar la cédula.

En la tienda de Pycca, ubicada en el centro de la ciudad, se señaló que los antiguos clientes de tarjeta se pueden acercar con su cédula. Pero especificaron que por ahora no hay acceso a nuevos créditos.

En Créditos Económicos, una de las empresas con mayor cartera ($ 22,78 millones), aún se mantienen las publicidades de Credicard, pero los vendedores dicen aún no saber cuáles serán los cambios.

Hay casas comerciales que pueden mantener la emisión de tarjetas, pues la resolución contempla una excepción para las empresas que hayan realizado titularizaciones (emisiones en Bolsa de Valores).

Actualmente tres firmas que tienen tarjetas de crédito y que han realizado este tipo de operaciones son: De Prati, Comandato y Casa Tosi.

Otras empresas que han realizado titularizaciones son Jaher y Artefacta, pero ellas no tienen tarjetas de crédito que estén registradas en la Superintendencia de Compañías.

El total de titularizaciones vigentes de casas comerciales, según la Bolsa de Valores de Guayaquil por $ 257 millones.

Según la resolución de la Junta Bancaria, la Superintendencia será la encargada de establecer el cronograma de eliminación de las tarjetas de crédito de circulación restringida, emitidas por compañías que son originarias de procesos de titularización de cartera.