Estados Unidos dice que Ecuador corre riesgo por sus acuerdos con Irán

EFE
QUITO.- El nuevo embajador de Estados Unidos en Quito, Adam Namm, alertó de que Ecuador se expone al "riesgo" de sanciones de su país por sus acuerdos comerciales y financieros con Irán, y por su prevista cooperación en el área petrolera.

En una entrevista con EFE, Namm explicó que un alto funcionario del Tesoro viajó hace unos seis meses a Quito para informar al Gobierno sobre las leyes de Estados Unidos que penalizan "a países que hacen negocios con Irán".

Del mismo modo, el presidente del Directorio del Banco Central de Ecuador (BCE), Pedro Delgado, fue a Washington hace tres meses para conocer los detalles legales, explicó el diplomático.

"Son leyes de los EE.UU. y si Ecuador o una institución financiera viola estas leyes hay penalidades", advirtió Namm, quien por ello dijo que Ecuador corre "un riesgo" por sus acuerdos con Irán.

"Supongo que Ecuador está ahora bien informado sobre las leyes de los Estados Unidos, y ojalá que no vaya en contra de estas leyes", añadió Namm, quien llegó a Quito en mayo, después de que Ecuador expulsara a su antecesora, Heather Hodges, por un cable divulgado por Wikileaks sobre la supuesta corrupción en la policía.

"Para los Estados Unidos y para muchos países en el mundo, Irán es un país que apoya el terrorismo, que no está cumpliendo con las normas nucleares del mundo y por eso ha sido sancionado por las Naciones Unidas", dijo el diplomático.

Acuerdo Ecuador-Irán
Durante una visita a Quito el pasado enero del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ambos países acordaron intensificar los intercambios comerciales y financieros.

Según un acta de ese encuentro divulgada por parlamentarios de oposición, Ecuador se comprometió a que su Banco Central abra una cuenta en un banco de un tercer país en el que el Gobierno iraní tenga una cuenta para facilitar los intercambios comerciales entre ambas partes.

Además, la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional, el parlamento unicameral de Ecuador, analiza actualmente la ratificación de un acuerdo comercial firmado el año pasado entre los dos países.

Asimismo, la compañía estatal Petroecuador prevé colaborar con el sector petrolero iraní.

Su gerente, Marco Calvopiña, dijo en abril que la empresa espera entrar en un consorcio que explota un campo petrolero en Venezuela, actualmente en manos de Petróleos de Venezuela (PDVSA) y la empresa iraní Petropars.

Además, también informó del interés "inicial" de Irán en participar en la construcción de la Refinería del Pacífico, en la costa ecuatoriana, un proyecto que costará 12.000 millones de dólares y en el que PDVSA es socio minoritario.

Respecto a esa cooperación potencial entre los dos países, Namm opinó que "las leyes de sanciones de Estados Unidos tratan mucho de estas relaciones entre países con respecto a la venta de petróleo y otros productos petroleros. Estas leyes son muy complicadas, pero eso sería un riesgo" para Ecuador.

En mayo del año pasado Estados Unidos impuso sanciones a PDVSA por sus relaciones con el sector petrolero iraní.

Le prohibió firmar contratos públicos, así como contar con financiación de Estados Unidos para sus operaciones de importación y exportación, aunque no le impidió vender su petróleo en ese país.

Namm aclaró que Ecuador "puede tener relaciones con cualquier país que quiera", pero dijo que se enfrentaría a las penalizaciones que Estados Unidos impone a terceros si infringe las leyes de Washington respecto a los vínculos económicos con Irán.

Estados Unidos y Europa han bloqueado activos del Banco Central iraní y lo han eliminado, junto con otros bancos del país persa, del sistema SWIFT, lo que les impide recibir o hacer transferencias internacionales de forma directa, entre otras sanciones.

Los parlamentarios de oposición que sacaron a la luz el acuerdo comercial entre Ecuador e Irán han acusado a Correa de intentar evadir las sanciones internacionales sobre Teherán mediante ese convenio.

El Gobierno no se ha manifestado sobre esas críticas, pero Fernando Bustamante, presidente de la Comisión que debate el texto, destacó que muchos países comercian con Irán, incluido EE.UU.

"No hay por qué preocuparse, siempre y cuando sigamos las reglas", dijo a EFE la semana pasada Bustamante, del Movimiento Alianza País, que encabeza Correa.