Físicos se alistan para nuevo descubrimiento de la partícula de Higgs

EFE
GINEBRA.- La comunidad mundial de físicos conocerá este miércoles los resultados de dos experimentos que buscan de manera paralela, pero independiente, la "partícula de Higgs", que los científicos están casi convencidos de haber observado, pero sin tener aún los datos suficientes para declararlo un descubrimiento.

El anuncio de esos resultados se hará en el Centro Europeo de Física de Partículas (CERN), en presencia de los cuatro científicos que concibieron en 1960 el actual modelo estándar de física, incluido el propio Peter Higgs, quien postuló el que se conocería desde entonces como "mecanismo de Higgs", una explicación hipotética de por qué las partículas adquieren masa.

Invitados por el CERN, los físicos Franois Englert, Carl Hagen y Gerald Guralnik acompañarán a Higgs en la presentación que harán representantes de los experimentos en cuestión -conocidos como ATLAS Y CMS-, en la víspera de la prestigiosa Conferencia sobre Física de Altas Energías que se celebrará en Melburne (Australia).

Desde que el CERN comunicó hace unos días que presentará los resultados recopilados hasta la fecha por ATLAS y CMS, los rumores y vaticinios se han propagado, dando prácticamente por sentado que se anunciará el descubrimiento del también llamado "Bosón de Higgs".

Consultados por Efe, tres físicos que participan directamente en ambos experimentos coincidieron en que el anuncio será muy importante, que se confirmará que un descubrimiento ha tenido lugar, pero que todavía no podrá decirse con rigor científico que se trata de la buscada partícula de Higgs.

"Los anuncios no serán definitivos en todos los ámbitos. (Los científicos) somos demasiados cautos, en algunos aspectos seremos concluyentes, pero en otros no porque necesitamos cuantificar mucho las cosas, así que haremos algunos matices", dijo un físico que pidió que se guardara su anonimato.

Otro físico aseguró que durante el procesamiento de los datos "se ha observado una nueva partícula" -aunque aún no se ha decidido llamarla así o "resonancia" o incluso "nuevo estado de la materia"-, pero adelantó: "todavía no podemos decir que corresponda a la de Higgs".

"Necesitamos más tiempo para saber si es (la partícula de) Higgs o algo muy parecido", sostuvo, tras explicar que podría ocurrir que en la obtención de más datos se determine que "no todas las propiedades de una y otra (partícula) coinciden".

"Necesitamos ver si las predicciones del modelo estándar de física coincide con lo que estamos viendo", enfatizó.

Es con el Gran Acelerador de Hadrones (LHC), un anillo de 27 kilómetros de circunferencia, localizado a entre 50 y 150 metros bajo tierra, que se busca la prueba irrefutable de la existencia del "Bosón de Higgs", a través de colisiones a niveles de energía que ninguna otra máquina en el mundo puede alcanzar.

Durante 2011, el LHC reunió datos equivalentes a 6 femto-barn inversos (Fv-1), pero desde que volvió a ser encendido este año -tras un mantenimiento técnico de rutina- ha funcionado de manera tan óptima que en solo tres meses ya ha reunido casi la misma cantidad de información que durante todo el año pasado.

Esto coloca al experimento en cerca de 12 Fv-1, tres por debajo de lo que los científicos de ambos experimentos consideran suficiente como para proclamar un descubrimiento.

Los 15 Fv-1 -aunque los físicos del CERN estarían complacidos si se llegará a los 20 Fv-1- son considerados como los necesarios para que ATLAS y CMS "puedan descubrir o excluir Higgs de forma independiente" y "sin necesidad de combinar datos", explicó una tercera fuente científica de uno de los experimentos.

Para llegar a la conferencia de mañana en el CERN, ambos experimentos han debido recoger cantidades inimaginables de datos, analizarlos y presentarlos ante un comité de revisión que los ha validado.

Los resultados debían ser presentados en la conferencia de Melburne, pero los responsables del CERN decidieron presentarlos horas antes en sus instalaciones a sus colaboradores, que podrán seguir la exposición en directo desde varios edificios de la institución en pantallas colocadas especialmente para la ocasión.