Unos médicos no cumplieron las 8 horas diarias de trabajo

Las ocho horas diarias de trabajo que el Ministerio de Salud Pública (MSP) dispuso que cumplan los aproximadamente 17.000 profesionales médicos a partir de julio no se cumplieron ayer en todos los centros, subcentros y hospitales del país.

A las 12:30 de ayer dos madres cargaban a sus hijos de cuatro días de nacidos mientras esperaban a que el doctor del turno vespertino llegara al hospital gineco-obstetra Oramas González, en el cantón Durán, para realizarle a los pequeños el tamizaje neonatal metabólico, que ayuda a detectar enfermedades para tratarlas a tiempo.

En este lugar una empleada encargada de la seguridad le indicaba a los usuarios que el médico del horario matutino ya se había retirado a las 12:00 y que se debía esperar a que atendiera el otro, aunque desconocía la hora a la que llegaría.

En el centro de salud Nº 5 del mismo cantón, ubicado en la av. 16 de Octubre y Eloy Alfaro, los doctores también atendieron en jornadas de cuatro horas pese a la disposición vigente.

En el área de odontología Melva Gómez esperaba a las 13:00 a que su esposo terminara la cita con el dentista. Ahí los dos especialistas que atienden en la tarde ya estaban con los pacientes y los de la mañana se retiraron al mediodía, según la usuaria que dijo haberlos visto salir del lugar.

En Guayaquil, en el centro del MSP, ubicado en las calles Cuenca y Noguchi, algunos de los especialistas ya trabajan desde hace algunos meses en la jornada de ocho horas; sin embargo, otros solo atienden seis.

Los galenos del hospital Rafael Rodríguez Zambrano, de Manta, no están conformes con la disposición de que trabajen ocho horas diarias, cuando su horario habitual ha sido de cuatro. Esto ya generó la primera renuncia del doctor Eduardo Cadena, quien era el único urólogo en este hospital.

Ante esta renuncia Carlos García, director de la casa de salud, indicó que en caso de darse otros casos similares optarán por contratar médicos o solicitar traspasos de otras unidades médicas y agregó que la mañana de ayer llegó la orden para que la atención en consulta externa se extienda a 8 horas.

Ante el comunicado, García solicitó una reunión urgente con los jefes de las áreas y médicos para que conozcan de los cambios que se generarán desde esta semana. Entre ellos, que los quirófanos estarán a disposición de los usuarios –con operaciones programadas– 12 horas, ya que antes eran solo 4.

El ginecólogo Hugo Andrade dijo que no se opone a las ocho horas de trabajo pero insiste en que se debían tomar previsiones como mejorar el hospital.

Mencionó que el incremento salarial será, en algunos casos, de $ 1.500 a $ 2.500, pese a que lo justo sería que les dupliquen el sueldo. “Hay burócratas, como el personal de Contraloría que labora en el Municipio, que gana más de 4.000 dólares y nosotros, que salvamos vidas, solo nos quieren contentar con 2.500 dólares”, sostuvo.

Otros galenos indicaron que primero verán los cambios y según eso tal vez presenten un recurso de amparo o pondrán la renuncia a sus cargos.

El presidente de la Federación Médica Ecuatoriana (FEM), Alberto Narváez, informó que acudirán a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) porque consideran que la disposición se trata de un abuso laboral contra la clase médica.

Y aseguró que la jornada de ocho horas afectará negativamente a la población. "Después de seis horas de atención directa los médicos tienen menor capacidad de discernimiento, de atención, y se elevan los errores médicos y eso no va a ser nuestra responsabilidad, sino del Gobierno”, dijo. Sin embargo, el MSP dice que este horario ya lo cumplía un 70% del personal público de salud.