En hosp. Guayaquil faltan fármacos y no llega equipo

Al hospital Abel Gilbert conocido como Guayaquil aún no llega el nuevo microtomo, equipo que sirve para realizar biopsias. Esto pese a que el 7 de junio pasado la Dirección Provincial de Salud indicó –mediante un comunicado– que la máquina se encontraba en la Aduana. El anterior equipo está dañado hace más de cuatro meses.

Personal del área de Patología, donde se realizan estos estudios, le indicó a una de las pacientes que espera desde hace dos meses el resultado de su examen que aún no llega. “Regrese en un mes para ver si ya llegó, pero igual debe esperar su turno, ya que se van a atender de acuerdo a la lista de espera”. Enojada, la mujer llamó a su esposo para decidir si retirar o no la muestra.

Las citas programadas hasta después de seis meses junto con la falta de medicamentos son otras de las quejas permanentes en la casa de salud.

“A mi mamá le mandaron a hacer una tomografía especial, pero no hay el líquido para realizarla. Unos pacientes me dijeron que ese líquido lo vende un señor aquí a $ 28, pero como apenas me alcanza para el pasaje, no le pedí. A la señorita de la ventanilla (donde se entregan los resultados de los exámenes) pregunté qué podía hacer y me contestó que el líquido talvez llegue en dos semanas. Hasta eso le hicieron la tomografía simple”, expresó July Oviedo, quien retirará los resultados en dos días.

Furosemida 40 mg (diurético), Espironolactona 25 mg y Amlodipina 5 mg (para la presión) fueron los tres medicamentos que no recibió Elvira, paciente cardiaca, hipertensa y diabética. “Siempre es lo mismo, de todas las medicinas que mandan solo hay una o dos”, expresó la adulta mayor, de 75 años, a quien le dijeron que regrese en cinco días para ver si llegaban esos fármacos.

Esa respuesta que reciben en el área de Farmacia se la han dado por dos ocasiones a una paciente que pidió se omita su nombre. “No sé cómo voy a hacer porque no tengo dinero para comprar estas medicinas”. El miércoles pasado, el cardiólogo le recetó ácido acetil salicílico 100 mg, Furosemida 40 mg, Atorvastatina 20 mg, pero no había en farmacia. Ayer regresó y tampoco hubo. “Vine por gusto”, dijo mientras caminaba a paso lento, por el adormecimiento de las piernas, que estaban hinchadas.

Otros de los medicamentos que no se entregaron fueron Dextrometorfano jarabe y Acetilcisteina 100 mg (para la tos con flema de un niño) ; Ibuprofeno 400 mg, Metormina 500 mg; ampollas de ketorolaco 60 mg y propofol (anestesia).

Mientras, en algunas especialidades se programan citas para luego de varios meses. “La próxima cita de mi madre con el neurólogo es el 27 de diciembre, pero mi mamá –quien sufrió un derrame cerebral hace cinco años– necesita controles mensuales”, dijo Abad Castro, quien, decepcionado del servicio, agregó que llevará a su madre a un centro privado.

Daños en hospital

Uno de los dos ascensores dañado, una gotera en Consulta Externa y el piso roto en ciertas áreas forman parte del remodelado hospital, que es intervenido desde el año pasado con recursos de la emergencia sanitaria, que rige desde el 13 de enero del 2011.