Exempleadas reclaman a director de hospital del IESS por reintegro

"Dispongo, bajo prevenciones de ley, por última vez, que en el término de 72 horas, el director del hospital del IESS, José Iván Espinel Molina, o quien haga sus veces, reintegre en sus funciones de coordinadora de Recursos Humanos del Hospital a Nelly Concha Urgilés".

Esta orden judicial la dio el pasado 16 de febrero el juez Trigésimo de lo Civil y Mercantil de Durán, Gabriel Nivela, sin embargo, el actual director del Hospital del IESS de esa ciudad, José Iván Espinel Molina, se niega a acatar la disposición, porque asegura que no tiene la autoridad para reintegrar a la funcionaria.

Iván Espinel es primo de Vinicio y Fernando Alvarado Espinel, secretarios de la Administración Pública y de Comunicación, respectivamente.

Nelly Concha Urgilés, de 34 años, ingresó el 1 de mayo del 2008 como coordinadora de Recursos Humanos del hospital del IESS de Durán bajo contrato de servicios ocasionales. Y con esa figura legal permaneció laborando en ese cargo durante los años 2009 y 2010.

En marzo de este último año, mientras Concha se encontraba embarazada, según consta en el proceso judicial, el entonces director del hospital, Víctor Romero Aguayo, decidió trasladarla a otro departamento y en diciembre del 2010, durante su periodo de lactancia, le notificó su terminación de contrato.

Concha presentó en enero del 2011 una acción de protección contra el director del hospital alegando su derecho al trabajo, su relación laboral con el IESS desde el 2008, su condición de grupo vulnerable y sus evaluaciones de desempeño (en el 2009 la calificaron con el 99% y en el 2010 con el 94%).

El 11 de febrero del 2011, el juez Gabriel Nivela dispuso "la reparación integral del daño grave causado a la accionante Nelly Concha Urgilés", además ordenó que "se la restituya en forma inmediata a su lugar de trabajo en calidad de coordinadora de Recursos Humanos del hospital del IESS de Durán".

El juez Nivela insistió inútilmente, dos veces más, que la sentencia debía cumplirse al margen de la apelación presentada por el hospital del IESS.

La apelación del IESS la trató la Segunda Sala de lo Civil y Mercantil, la misma que el 23 de agosto del 2011 confirmó la sentencia de Nivela y dispuso el pago de los salarios no percibidos por Concha en el tiempo que fue separada del hospital. La decisión de la sala tuvo el voto salvado de Jorge Jaramillo.

La Dirección Provincial del IESS planteó una acción extraordinaria contra la decisión de la sala ante la Corte Constitucional. Mientras, el nuevo director del hospital del IESS de Durán, Iván Espinel, convocó a Nelly Concha para reintegrarla a la entidad bajo la figura de un contrato por un mes, desde el 1 al 31 de diciembre del 2011, lo que Concha rechazó.

Aunque no firmó el contrato, Concha laboró por ese mes en el hospital, pero el 3 de enero del 2012 volvió a ser separada de la entidad, pese a que el juez Nivela había ordenado cinco días antes el reintegro definitivo de Nelly Concha.

El 9 de enero pasado, la Corte Constitucional rechazó la apelación de la Dirección del IESS del Guayas, con lo que dejó en firme las sentencias del juez Nivela y de la segunda sala civil.

Nivela, el 24 de abril dispuso que a Concha se le paguen los meses de enero a marzo y se la reintegre definitivamente.

La misma Procuraduría General del IESS, el 4 de mayo pasado, decidió el reintegro definitivo de Concha y pidió que Iván Espinel se abstenga de apelar la decisión judicial.

Contradiciendo esta disposición, el 1 de junio, Espinel pidió al juez que deje constancia que el IESS ya cumplió la sentencia, pese a que Concha aún no ha sido reintegrada a su cargo.

Otra exempleada demandó

Ana Grijalva Endara, quien laboró tres años como farmacéutica del hospital del IESS en Durán, también presentó un reclamo, en diciembre del 2010, pidiendo su reintegro al cargo.

Su demanda recayó en el juzgado 18º de Garantías Penales de Durán, cuyo juez Julio Vásquez, después de cinco meses, el 18 de mayo del 2011, negó la demanda de Grijalva.

No obstante, la Segunda Sala Penal rechazó, el 15 de agosto, la sentencia de Vásquez. "Declara válida la acción de protección y dispone que en el término de 5 días se reintegre al mismo lugar de trabajo y con las mismas funciones a Ana Grijalva, debiendo ser pagadas las remuneraciones no recibidas durante el tiempo que ha sido privada de su empleo", señala la sentencia.

Grijalva, al igual que Nelly Concha, aún no ha sido reintegrada a su cargo. En diciembre del 2011, el director del hospital, Iván Espinel, la citó para que firme un contrato ocasional por un mes, a lo que ella se negó.

Grijalva presentó otro recurso legal para que se cumpla la sentencia de la sala que la favorece. Lo hizo ante el mismo juez Vásquez en Durán.