Un incendio destruyó bodega de Casa Tosi

Casi cuatro horas necesitaron ayer miembros del Cuerpo de Bomberos para controlar un incendio que, desde las 04:00, consumió mercadería que se encontraba en la bodega del almacén Casa Tosi, que está ubicado en Pedro Carbo y Aguirre, en el centro de Guayaquil.

El fuego fue detectado por el denso humo que contaminó alrededor de dos cuadras a la redonda en las cercanías del almacén. A la voz de “incendio, incendio...”, guardias de los negocios cercanos alertaron del hecho a los bomberos.

En cuanto llegaron los brigadistas comenzaron a buscar el lugar donde se originaba el fuego; hasta que, usando sus escaleras, ingresaron al local por el último piso, pensando que ahí se había originado el incendio, pero solo encontraron el humo. “Buscamos en todos los pisos del almacén, pero no dábamos con el foco; después al observar bien una bodega del subsuelo pudimos encontrar el inicio del incendio”, manifestó el teniente coronel Polo Terán.

Aunque hasta el cierre de esta edición se desconocía el total de las pérdidas, Miguel Obregón, jefe de seguridad del grupo Zunino, indicó que son incalculables, aunque no refirió cifra alguna. Más bien señaló que en las próximos días la empresa aseguradora será la responsable de proporcionar esa información, después de realizar un inventario de la mercadería que destruyó el fuego y la que además se dañó con el agua.

Según indicó el jefe de brigada, Medardo Silva, para controlar el incendio se necesitaron 30 unidades y al menos 300 bomberos. “Creíamos que se trataba de un incendio nivel tres por las numerosas llamadas de auxilio que receptamos; sin embargo, al analizar el fuego solo había invadido la parte subterránea. La temperatura en la bodega era insoportable porque el lugar es cerrado y no tenía por dónde evacuar la humedad y el humo”, indicó.

Aproximadamente a las 08:30, la destrucción del almacén alarmaba a ciudadanos que aún intentaban comprar regalos para los padres. A esa hora todo estaba controlado. “Las pérdidas principales son de electrodomésticos, de ropa que se tenía almacenada; y también se destruyeron los productos que se tenían en exhibición”, manifestó Miguel Obregón.