Polacos dan bienvenida a la Eurocopa

EFE
VARSOVIA, Polonia.- La anfitriona Polonia confía en arrancar hoy con buen pie frente a Grecia en la Eurocopa que organiza junto a Ucrania, en un partido en el que las esperanzas polacas dependerán de sus tres jugadores del Borussia, mientras que los helenos ansían repetir el milagro del 2004 cuando ganaron el título europeo.

Jakub Blaszczykowski, Lukasz Piszczek y Robert Lewandowski, este la estrella indiscutible del equipo alemán, son los jugadores sobre los que dependen en mayor medida las aspiraciones de Polonia de rebasar la primera ronda del torneo, aunque antes tendrá que superar un grupo en el que además de los griegos se enfrentará a Rusia y la República Checa.

Lo cierto es que Robert Lewandowski llega a esta Eurocopa en gran estado de forma, con 22 goles en 34 partidos con el Burussia de Dortmund.

Precisamente la excesiva dependencia de Lewandowski es uno de los problemas de Polonia, que suele abusar de balones largos en busca de alguna genialidad de su delantero.

El entrenador de Polonia, Franciszek Smuda, aseguró que conoce los puntos débiles de Grecia, y reitera que sus hombres llegan 'supermotivados' hoy, aunque nadie esconde que debutar en casa supone mucha presión para los albirrojos, que nunca han ganado un partido en una Eurocopa, frente a la experimentada Grecia.

En la jornada previa, los jugadores de Polonia hicieron una 'práctica suave y vieron videos recomendados por su psicólogo para fomentar el espíritu de equipo', "como también hace Guardiola", explicaban ayer desde el cuerpo técnico.

Grecia espera repetir hoy el milagro del 2004. Entonces, los helenos se impusieron 1-0 a la anfitriona Portugal, en un campeonato que culminó con su aún más que sorprendente proclamación de campeones, a pesar del juego ultradefensivo que practicaban entonces.

"Los tres partidos de grupo son importantes, pero un buen comienzo significa ganar la mitad de la batalla", dijo el griego Dimitris Salpingidis.

La fortaleza de la escuadra helena continúa fijada en la defensa, pues en esta edición no cuenta con estrellas, aunque se espera que el DT portugués de Grecia, Fernando Santos, opte por un sistema más ofensivo, probablemente un 4-3-3.