Federación aboga para no limitar acción de la CIDH

EFE
PARÍS.- La Federación Internacional de los Derechos Humanos (FIDH) mostró ayer su preocupación, porque las reformas en la Organización de Estados Americanos (OEA) limitan la acción de su Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y con ello se debilite la protección de derechos básicos.

"Estas reformas, tendentes a modificar el estatuto y reglamento de la CIDH (...), buscan reducir sus competencias y debilitan el sistema en las Américas", destacó la FIDH en un comunicado divulgado en París.

Por eso, la entidad espera un cambio de orientación en los seis meses que se ha dado la OEA para tomar una decisión definitiva.

La Federación espera que "el debate permita alcanzar una solución que fortalezca la autonomía e independencia de los órganos del sistema y en particular la CIDH". Garantizar aquello "sería un compromiso con los derechos humanos".