Unicef reporta menos mortalidad infantil en Ecuador

AP
QUITO.- La tasa de mortalidad infantil y la tasa de niños que trabajan han bajado casi en un 50% durante las últimas dos décadas, reveló el martes un informe sobre la situación de la niñez realizado por Unicef y grupos no gubernamentales.

La vocera de una de las entidades que hizo el estudio, el Observatorio de los Derechos de la Niñez y Adolescencia, Carolina Reed, destacó que "claramente Ecuador ha avanzado en el cumplimiento de los derechos de los niños y adolescentes en los últimos 21 años" o desde que el país suscribió la Convención de los Derechos de la Niñez.

El estudio destacó que la esperanza de vida hace dos décadas era de 65 años y actualmente es de 75 años; la mortalidad infantil en 1990 era de 30 por cada 1.000 nacidos vivos, mientras que en la actualidad es de 12; la desnutrición crónica de ese año era del 40% y ahora es del 22%.

Entre algunos indicadores que dan señales de deterioro en los derechos de los niños es que el maltrato extremo alcanzó 42%, dos puntos porcentuales más que la última vez que se midió en el 2011; mientras que el embarazo entre adolescentes se duplicó en 15 años, al pasar de 16.828 en 1997 a 30.000 el año pasado.

El documento, en cuya elaboración también participaron organizaciones como Save de Children, el Observatorio Social del Ecuador y Plan Internacional, y Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) fue entregado al viceministro de Inclusión Social, Alvaro Sáenz.

"Ecuador siempre se encontraba rezagado, que iba atrás, más bien ahora nos encontramos entre los que corren adelante, notablemente con un esfuerzo mayor y eso se puede notar en las cifras", dijo Sáenz.

Añadió que esta evaluación "es muy importante porque las sociedades sin información no pueden tomar buenas decisiones, no saben en qué rumbo están".

El analista y profesor de economía de la universidad Católica, Pablo Dávalos, consideró que "se está leyendo la situación de la niñez con indicadores de una época pasada, neoliberal, no se está incorporando ejes como la migración, la dolarización, el cambio de la matriz exportadora del país, que afectaron directamente a las familias y por tanto a los niños".

"El impacto de la dolarización en los niños fue la migración, la desarticulación de los hogares, el país ha recibido en los últimos 12 años más de 24.000 millones de dólares de los migrantes como producto de una transferencia de fuerza laboral al extranjero y esa transferencia provocó cambios en las familias y quienes absorbieron (los efectos negativos) fueron los niños", expresó Dávalos.