Crítica de Televisión: "Sorprendente". ¿Sorprendente?

RICARDO RIVADENEIRA CARBO
rrivadeneira@radiocity.com.- En un día cualquiera, el programa Sorprendente dista mucho de ser sorprendente. Con un compendio de notas que ingresan a la categoría de crónica roja, sus conductores Mauricio Ayora y Jonathan Carrera juegan con su camaradería y comentan los hechos.

La mayoría de las noticias presentadas ya han formado parte de la propuesta informativa de otros canales de televisión a lo largo del día; asesinatos, asaltos y choques.

Luego de un breve reportaje, Ayora se encarga no solo de dar su opinión, sino que reprime al culpable, y lo recrimina por sus crímenes al mismo tiempo que las imágenes se repiten hasta el cansancio, extendiendo los escasos segundos de grabación en prolongados minutos de agonía visual.

El espacio termina asemejándose a un programa de radio por el peculiar estilo de sus presentadores y su musicalización al momento del reproche paternal.

A esto se le agregan efectos de sonido que van acordes con las notas transmitidas y los típicos saluditos a Raimundo y todo el mundo.

Junto a la comercializada crónica roja, las producciones narradas por la característica voz de Jonathan Carrera se tornan escasas y las notas curiosas pasan a un segundo plano; pero quizás estas últimas merecen ocupar su lugar en la oscuridad. El pasado viernes el programa cerró su edición con un reportaje previamente promocionado, sobre una familia en Quito que tiene como mascota a una gansa... sorprendente.

(*) Lunes a viernes, 19:00 por RTS.