Hallan cadáver de periodista secuestrado en Honduras

AFP
TEGUCIGALPA.- El cadáver del periodista hondureño Alfredo Villatoro Rivera, secuestrado el 9 de mayo, fue encontrado la noche del martes en la periferia sur de la capital, confirmaron las autoridades.

El ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, confirmó a medios locales que el cuerpo del periodista, vestido con un uniforme de la policía, fue encontrado tirado a la orilla de una calle en residencial Las Uvas, al sur de la capital, lo que causó una fuerte conmoción en radioemisoras y canales de televisión.

Villatoro que conducía el noticiero radial Matutino, que se difunde por HRN, fue interceptado en la colonia Florencia, al este de Tegucigalpa, cuando se transportaba en su vehículo a abrir el noticiero.

El portavoz de la policía, Héctor Iván Mejía, dijo que "se reconoció un cadáver del sexo masculino y lamentablemente responde a las características del periodista Alfredo Villatoro", con dos disparos en la cabeza.

Vestía "pantalón y camisa (de la rama de la policía antimotines) Cobra (azul moteado) con un pañuelo rojo, calcetines rojos y en este momento no podríamos dar ninguna hipótesis", añadió el comisionado de policía.

Los restos fueron levantados inmediatamente en medio de lluvia y trasladados a la morgue judicial, en el centro de la capital.

En un país azotado por la violencia del crimen organizado y sus conexiones incluso con la policía, los periodistas han sufrido innumerables ataques en los casi tres años transcurridos desde el golpe de Estado de junio de 2009, y en 19 casos terminaron en homicidios, todos impunes.

Pero la falta de investigaciones de todos los crímenes de comunicadores, además de dejar impunes a los autores, impide deslindar qué casos están directamente vinculados al ejercicio de la profesión y cuáles a la ola de violencia, como afirman muchas veces autoridades policiales.

Honduras es considerado uno de los países más violentos del mundo, según estadísticas de Naciones Unidas, ya que al año se registran más de 86 homicidios por cada 100.000 habitantes.