2.600 militares serán capacitados para brindar seguridad a ciudadanía

Práctica de tiro con armamento no letal, acciones contra disturbios y motines, seguridad ciudadana, entre otros temas, son parte de la capacitación que el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas decidió impartir a la Policía Militar, encargada de los operativos antidelincuenciales.

La semana pasada el presidente Rafael Correa ordenó a las Fuerzas Armadas, como institución de protección de los derechos, libertades y garantías de los ciudadanos, que salgan a las calles a combatir el crimen organizado ante el incremento de la inseguridad en el país.

El jefe de Estado señaló que si es necesario modificar la doctrina y estrategia militar para incorporar a los uniformados a la seguridad ciudadana, se lo haga de inmediato para contrarrestar los efectos de la delincuencia.

En el 2011, antes de la orden presidencial, el Comando Conjunto arrancó con la capacitación de los diferentes batallones de Policía Militar.

En abril pasado se realizó el primer curso intensivo, de cuatro programados para este año, con la participación de 634 uniformados a nivel nacional.

El programa, denominado ‘Capacitación en técnicas y tácticas de la Policía Militar para prevención y control a nivel nacional de las acciones delictivas que amenazan los derechos fundamentales de la población ecuatoriana’, se impartió en Atuntaqui, Guayaquil, Quito y Cuenca.

En materia de seguridad ciudadana los militares recibieron capacitación de manera coordinada con la Policía para operativos de tránsito. También se incluyó en el curso actualización de conocimientos en derechos humanos, gestión de riesgos y desastres naturales.

El Comando Conjunto prevé realizar tres cursos adicionales este año y capacitar a más de 2.600 uniformados.

El ministro de Defensa, Miguel Carvajal, dijo la semana pasada que existe un proyecto para ampliar la capacitación a 4.000 policías militares para el combate al crimen organizado y protección ciudadana.

Para el catedrático y consultor en seguridad y defensa, Lautaro Ojeda, el problema no es de capacitación sino de formación de los militares para que salgan a las calles porque están solo preparados para la guerra.

El Comando Conjunto además adquirió 600 trajes antimotines, 90 camionetas para requisa de armas, linternas, entre otros materiales para equipar a la Policía Militar.

El proyecto incluye la adquisición de armas no letales como carabinas para lanzar gas lacrimógeno, material disuasivo, escudos de protección, entre otros, que ya fueron solicitados al Ministerio de Defensa.

Apuntes: Acción militar
Control en el 2011
Durante el 2011, los resultados de las operaciones militares contra la delincuencia, el crimen organizado y el narcotráfico no dejaron satisfecho al Gobierno. Se destinaron 1.871 soldados para dar seguridad.

Decomiso de armas
En el mismo año, la gestión militar en seguridad interna se centró en el decomiso de 6.191 armas ilegales.