Panamá aprueba aplicación de medidas de retorsión a Ecuador por tema fiscal

EFE
CIUDAD DE PANAMÁ.- El Gobierno panameño aprobó hoy la aplicación de medidas de retorsión a Ecuador porque el país andino mantiene a Panamá en su lista de paraísos fiscales, lo que impide a sus empresas participar como proveedores en el mercado ecuatoriano.

En consecuencia, "ninguna persona natural o jurídica de Ecuador podrá participar en procesos de contratación o concesión panameñas", indicó un comunicado oficial, que informó sobre la aprobación de la medida este martes por parte del Consejo de Ministros.

El documento oficial señaló que "desde 2009 ninguna empresa panameña puede participar como proveedor de ningún servicio o bien en Ecuador debido a que Panamá consta en la lista de paraísos fiscales que elaboró el Servicio de Rentas Internas (SRI) en febrero de 2008, luego de la aprobación de la Ley de Equidad Tributaria".

El Gobierno del presidente panameño, Ricardo Martinelli, "hizo un acercamiento con Ecuador para aclarar la situación" y durante "año y medio estuvo hablando con las autoridades ecuatorianas pero se llegó un punto en que consideramos que no era posible un acuerdo amistoso", explicó el canciller del país, Roberto Henríquez.

Henríquez, quien sustentó ante el Gabinete la medida, aclaró que la aplicación de la retorsión a Ecuador "no tiene carácter retroactivo" por lo que no afectará "a las personas naturales o jurídicas que tienen actualmente licitaciones con el Gobierno panameño, indicó el comunicado oficial.

Las medidas de retorsión comenzarán a aplicarse una vez que el decreto que las sustenta sea promulgado, añadió.

El ministro panameño de Economía y Finanzas, Frank De Lima, dijo a Efe el miércoles pasado que las medidas de retorsión contra Ecuador comenzarían a aplicarse tras su aprobación por el Consejo de Ministros.

Entonces, De Lima precisó que Panamá no se dejaría presionar por otros países que alegan que es un paraíso fiscal, ya que ha hecho "grandes avances" para limpiar su imagen que han dado frutos como su excluido de la lista gris de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

De Lima señaló que la mayor prueba de que en Panamá se tributa, es que la recaudación en el primer trimestre de este año aumentó en un 33 % en comparación con el mismo periodo del año pasado.

"En este país sí se tributa y no vamos a dejarnos presionar por otros países, que implementan medidas discriminatorias contra Panamá y sus empresas", añadió el funcionario.