Parásito de la malaria más resistente a tratamientos

El parásito de la malaria más mortífero de África ha mostrado
resistencia en pruebas de laboratorio a uno de los medicamentos más
poderosos del mercado, una advertencia de posible resistencia que habrá
que seguir en pacientes, indicaron este viernes científicos.

Un
equipo de investigadores en Londres halló resistencia al arteméter en
análisis de sangre en tubo de ensayo de 11 de 29 pacientes que habían
enfermado tras viajar a países principalmente subsaharianos, en lo que
calificó de un resultado "estadísticamente significativo".

El
arteméter es una de las drogas más efectivas del grupo de las
artemisininas generalmente utilizada en combinaciones para tratar la
malaria.

"Una resistencia en un tubo de ensayo generalmente lleva
a una resistencia en alguna etapa más adelante en pacientes", indicó
Sanjeev Krishna, la principal autora del estudio publicado en el Malaria Journal del BioMed Central.

"La pregunta es cuán más adelante", agregó, precisando que el estudio no examinó la respuesta de los pacientes al medicamento.

Un
comunicado señaló que la resistencia estaba provocada por mutaciones
genéticas en un parásito transmitido por mosquitos infectados, y
significa que "las mejores armas contra la malaria podrían volverse
obsoletas".

Las pruebas de laboratorio en el parásito Plasmodium falciparum, responsable
de un 90% de las muertes, mostró una reducción cercana a la mitad de la
efectividad del arteméter en las muestras infectadas.

"El
estudio confirma nuestros temores de cómo el parásito está mutando para
desarrollar resistencia", agregó Krishna, precisando que esto podría
convertirse en un "problema devastador" en África.

Según la Organización Mundial de la Salud, 655.000 personas murieron de malaria en el 2010. Se estima que alrededor de un 90% de las personas vivían en África subsahariana.