Nuevas fotos polémicas enlodan imagen de marines en Afganistán

AFP-AP-EFE
LOS ÁNGELES, EE.UU..- En un nuevo incidente bochornoso para el Pentágono, fotografías publicadas ayer por el diario Los Angeles Times muestran a un grupo de personas, identificadas por el rotativo como soldados estadounidenses, que posan junto con cadáveres de insurgentes en Afganistán.
 
Los marines se tomaron en más de una ocasión en el 2010 fotografías con los restos destrozados de supuestos terroristas suicidas afganos.

El diario afirma que el Ejército norteamericano inició una investigación sobre el caso después de que el matutino publicó algunas de las 18 fotos suministradas por un soldado de la división.

El primer episodio tuvo lugar en febrero del 2010, cuando tropas de la 82ª división aerotransportada fueron enviadas a una estación policial en la provincia afgana de Zabul para analizar los restos de un supuesto atacante suicida.

El propósito de los soldados se suponía que era tomar huellas digitales, pero terminaron posando para ser fotografiados, de pie o en cuclillas junto con los cadáveres, afirma el diario.

Meses después, el mismo pelotón concurrió a inspeccionar los restos de tres insurgentes, sobre los que la policía afgana dijo que se volaron por accidente al manipular explosivos.

Dos soldados posaron sosteniendo la mano de uno de los hombres muertos con el dedo medio levantado, mientras otro se inclinaba sobre el barbudo cadáver, asegura el periódico.

Otro marine colocó aparentemente una insignia extraoficial en la que se podía leer 'cazador de zombis' cerca de otro cadáver y tomó una foto.

Los Angeles Times dijo que jerarcas militares le pidieron que no publicara las fotografías por temor a que suscitaran reacciones violentas, pero el editor del Times, Davan Maharaj, indicó que el diario decidió publicar una selección "pequeña pero representativa" de las fotos.

"Tras una cuidadosa consideración, decidimos que publicar una selección pequeña pero representativa de las fotos cumpliría con nuestra obligación de informar con vigor e imparcialidad a los lectores acerca de todos los aspectos de la misión estadounidense en Afganistán", agregó el medio.

El secretario de Defensa de EE.UU., León Panetta, condenó la conducta "inaceptable" reflejada en las fotografías.

Altos oficiales militares y funcionarios civiles se apresuraron a condenar las acciones de los soldados, que calificaron de repugnantes y un deshonor para otros que han servido en el conflicto. El Ejército dijo que abriría una investigación.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, se mostró confiado en que las nuevas fotos no desencadenen una espiral de violencia en el país como ocurrió en situaciones similares del pasado.

Las fotos son uno más de muchos golpes asestados a la imagen de los militares estadounidenses en Afganistán. En enero se halló que marines habían tomado un video de ellos orinando sobre cadáveres de afganos. En febrero, lo que los militares dijeron fue la quema accidental de libros del Corán desencadenó protestas y la matanza de seis estadounidenses. Y en marzo pasado, un marine salió de su base y supuestamente mató a 17 civiles, en su mayoría fueron mujeres y niños.

Polémico país: Afganistán

130.000 soldados liderados por EE.UU. están en el país.

Combaten a los islamistas talibanes que se levantaron contra el gobierno de Kabul.