A los dos días falleció un enfermo

El niño de 4 años que falleció la semana pasada mientras era trasladado desde Santo Domingo a Guayaquil es la séptima víctima de dengue hemorrágico (llamado grave por las autoridades) en el país. Para determinar por qué la enfermedad evolucionó de manera fulminante en dos días, se esperan resultados de otro examen.

La Dirección de Salud confirmó la causa de la muerte del menor que el 10 de abril fue llevado al centro de salud Augusto Egas y cuyo estado de salud se complicó el jueves porque tuvo sangrados por nariz y boca. Por eso era llevado a Guayaquil, pero murió en la ruta.

Al niño se lo trató con paracetamol porque en el hospital Gustavo Domínguez no hay unidad de cuidados intensivos, dijo el director de Salud, Patricio Reyes. Germania Naranjo, epidemióloga de la entidad, contó que con el nuevo examen se sabrá el serotipo y la razón de la muerte en menos de 48 horas. El segundo caso hemorrágico en la provincia es un menor de 7 años que está en el hospital Baca Ortiz de Quito.