Alarma en Manabí por el dengue; ya van 4 muertos

La provincia de Manabí registra 1.047 casos de dengue en 14 semanas del año, con un saldo lamentable de cuatro fallecidos, tres de ellos menores de edad. El crecimiento de la epidemia mantiene alarmados a los funcionarios de Salud, al sector médico y a los ciudadanos.

Por esta realidad, las autoridades de salud anunciaron ayer que desde el Ministerio del ramo se dieron directrices y se asignaron $ 700 mil para frenar la mortandad por este mal. Según las cifras nacionales, hasta la semana pasada en el país había 4.683 casos. Los muertos suman ocho, la mitad es de Manabí, 3 de Guayas y uno de Santo Domingo.

El reporte ratifica que los casos se han triplicado en Manabí, en relación con el mismo lapso (14 semanas) del 2011.

Carmina Pinargote, directora de Salud, dice que son varios los factores que inciden en el crecimiento de la epidemia, entre ellos el poco cuidado por parte de los dueños de predios, donde se acumula agua. Pero lo que más lamenta la funcionaria es que en algunos casos se han atendido en consultorios o médicos particulares. Allí les han dado tratamientos inadecuados, según Pinargote.

Los recursos asignados se destinarán a la contratación de 25 profesionales, entre médicos, enfermeras, trabajadoras sociales y psicólogos, al igual que otros 25 promotores de salud. Estos últimos promoverán la destrucción de criaderos de mosquitos.

Pese al anuncio, en la comunidad hay dudas. Por ejemplo, Verísimo Saltos, de Mejía, en la vía Portoviejo-Rocafuerte, dice que las autoridades esperan que haya muertos para fumigar.

Según él, algunos vecinos ya han tenido la enfermedad. “Mire que aquí cerca de las casas aún hay agua estancada por el desbordamiento del río Portoviejo, nosotros tratamos de evacuarla, pero sigue estancándose; queremos que se fumigue y nadie viene”, señala.

En la comunidad de Higuerón, de la parroquia Picoazá, en las últimas dos semanas se han presentado cinco casos de dengue clásico. En la casa de Carlos Cobeña, su padre y su tío cayeron enfermos. Junto a la vivienda de los Cobeña está la de Estrella Ponce, cuya madre, Guillermina Guillem, también contrajo el dengue clásico.

Ponce cree que las autoridades de Salud no han hecho un trabajo efectivo, aunque también autocritica el que muchos vecinos no han hecho nada para desalojar de sus patios las aguas estancadas.

Cifras: Aumento del mal
338 casos
Dato del 2011. Ese número se presentó en Manabí en catorce semanas.

1.047 enfermos
Reporte del 2012. Ese número de casos se ha dado en catorce semanas, el 300% más que el año pasado.