Cinco casas en riesgo por crecida de quebradas en Gualaceo

GUALACEO, AZUAY
.- Dos familias evacuadas, cinco casas en riesgo de desplomarse, dos muros de más 30 m colapsados, centenares de casas inundadas en pleno centro cantonal de Gualaceo (Azuay) y más daños aún por cuantificarse, son el saldo del desbordamiento de las quebradas Izhcay y Tacuripata de este cantón.

"Aquí no nos quedamos, la casa está trizada y puede caer en cualquier momento", dijo Neiva Matute, afectada el jueves, durante el segundo día consecutivo del torrencial aguacero en el cantón.

Entre las secuelas de la lluvia del miércoles se registró el taponamiento de las quebradas, en varios tramos que circulan por el centro cantonal y en donde se evidencian centenares de viviendas construidas desde hace más de cuatro décadas sobre las orillas de las quebradas, ya que el agua moja sus cimientos y paredes. "Ninguna administración municipal controla que se cumpla la línea de fábrica, todos los propietarios ganan unos metritos de construcción y según ellos hacen más grandes sus casas sin medir el riesgo en el que nos ponen a los demás", protestó Mario Cárdenas, propietario de una boutique, en la esquina de las calles céntricas Colón y Luis Cordero.

En esta ocasión la situación fue grave por el desbordamiento de las quebradas, ya que el agua ingresaba incluso por los sifones de duchas, sanitarios y patios, lo que ocasionó pérdidas de electrodomésticos.

El colapso de las dos quebradas terminó en la avenida Los Cañaverales, zona turística del cantón, a orillas del río Santa Bárbara, donde causó otros daños. "Ni siquiera porque el miércoles llovió limpiaron las quebradas", reclamó Laura Moreno, ya que el boquete de agua que inundó su casa y destruyó el muro de contención se produjo por el taponamiento de la quebrada con un gran tronco.

El alcalde Marco Tapia reconoció que existen problemas de alcantarillado en varios sectores, "pero se requiere de una millonada para cambiarlo", expresó. No obstante, aseguró que estudian un plan a mediano plazo y agregó que el martes tendría un informe oficial de los daños causados por las lluvias.