La demencia senil se duplicará en dos décadas, según la OMS

BBCmundo.com
.- Actualmente 35,6 millones de personas viven con demencia en el mundo y en dos décadas la cifra se duplicará con 65,7 millones de casos, afirma la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El informe, publicado conjuntamente con la organización Alzheimer's Disease International, calcula que la situación ya es para muchos países, principalmente los de medianos y bajos ingresos, una bomba de tiempo.

Y el problema es particularmente preocupante en regiones como América Latina, donde la población ahora vive más y en la que según el informe, actualmente 8,5% de la población mayor de 60 años vive con demencia, una de las prevalencias más altas del mundo.

El drástico incremento en el número de casos de la enfermedad, afirma la OMS, impondrá una enorme carga en los servicios de salud.

Tratar y cuidar a los pacientes con demencia cuesta actualmente 604.000 millones de dólares al año, calcula la organización.

Transición demográfica
"Los pronósticos indican que en América Latina y el Caribe es donde veremos el incremento más rápido en el número de personas con demencia" explica a BBCmundo el profesor Martin Prince, experto en psiquiatría epidemiológica del King's College de Londres, director del Centro para la Salud Mental Global y uno de los autores del informe.

"Y esto se debe esencialmente al ritmo del envejecimiento de las poblaciones en América Latina".

"En la región está ocurriendo lo que llamamos la transición demográfica, que es cuando la gente vive más años y al mismo tiempo se ve una reducción en las tasas de fertilidad con menos nacimientos y por lo tanto menos gente joven en las sociedades".

"El resultado es que el número absoluto de personas mayores está incrementándose drásticamente comparado al resto de la población" explica el investigador.

En efecto, las mejoras en los sistemas de asistencia a la salud en las últimas décadas han contribuido a que la gente viva más años y esto ha resultado en un aumento enorme en el número de personas con demencia.

La vejez es el principal factor de riesgo de la enfermedad, pero esto no quiere decir que la demencia sea una parte normal del proceso de envejecimiento.

Tal como señala el informe, "en muchos países hay una enorme falta de información y entendimiento sobre la enfermedad, lo cual contribuye al estigma que resulta en un retraso en el diagnóstico y tratamiento del paciente".

La demencia es un síndrome que incluye distintas enfermedades que a menudo son crónicas y progresivas y afectan la memoria, el pensamiento, la conducta y la capacidad de realizar las actividades de la vida diaria.

Tal como explica el profesor Prince, uno de los objetivos del informe es cambiar muchas percepciones equivocadas que todavía hay en el mundo sobre el trastorno.

"Las percepciones están cambiando, pero todavía hace falta hacer mucho más para mejorar la concientización de la población general sobre la enfermedad" afirma el investigador.

"Lo principal es que la gente reconozca que la demencia no es parte normal del envejecimiento y que hay consultar al médico y pedir ayuda para el paciente".

"Pero esta concientización quiere decir que necesitamos también contar con los servicios adecuados para atender al paciente, mejorar el entrenamiento del personal médico, principalmente del personal de asistencia primaria para que puedan reconocer, diagnosticar y tratar adecuadamente la enfermedad".

Programas de prevención
Según el informe sólo ocho países en el mundo han establecido programas nacionales para la demencia, ninguno en América Latina.

"No conozco algún país latinoamericano que haya hecho un esfuerzo específico para combatir la demencia. Hay varios países en la región que ya están pensando cómo controlar la situación y cómo manejar los cuidados a largo plazo" dice a BBC Mundo Martin Prince.

"Brasil puede ponerse como ejemplo en la región de un país que está tomando muchas medidas para comenzar a solucionar este problema" agrega.

"Pero la epidemia de demencia es una emergencia grave que necesita esfuerzos más enfocados, con políticas específicas que la coloquen como una prioridad nacional de salud en todo el mundo y específicamente en América Latina".

La OMS calcula que para el año 2050 habrá 115 millones de personas viviendo con demencia en el mundo.

Pero según la organización las cifras podrían ser mucho más altas porque actualmente, incluso en los países de altos ingresos, sólo entre 20 y 50% de los casos son rutinariamente reconocidos de forma adecuada.