Estancamiento en venta de vehículos en Ecuador proyecta ensambladora

Un estancamiento en el crecimiento de las ventas de vehículos en Ecuador prevé para este año General Motors (GM), ensambladora de la marca Chevrolet. Esto por el impacto de las restricciones impuestas por el Gobierno al sector en los últimos meses como las licencias de importación.

Jaime Ardila, presidente de GM en Sudamérica, quien visitó recientemente el país y se reunió con la ministra de Industrias y Productividad, Verónica Sión, indicó el martes pasado que las restricciones significarían “unos quince mil vehículos menos de venta y afectará a todas las marcas”.

Para nosotros, expresó el directivo, la mayor preocupación es que creemos que la restricción no se debería aplicar a carros ensamblados en el país, desde la visión que se está promoviendo la integración de componentes locales.

El ejecutivo dijo que le explicó a la ministra Sión que si se quiere una integración y desarrollo mayores en el país, la lógica sería establecer limitaciones –por razones de balanza comercial o fiscales– a los carros importados y no a los fabricados nacionalmente.

Si se hiciera eso, aseguró, la firma podría fabricar más vehículos, ya que se está demandando. “Creo que la política requiere un ajuste”, agregó.

Ardila recordó que Ecuador comercializó el año pasado 130 mil unidades, cifra que “no es despreciable dentro del contexto total sudamericano” cuando la firma considera que tiene una participación importante de más del 40% en el país.

Sin embargo, lamentó que la expectativa al finalizar el 2012 sea que esa cantidad de vehículos se mantenga, es decir cero crecimiento, frente a una proyección de aumento de ventas en la región de entre 3% y 5%.

Ardila señala que el sector automotor registró en la región un crecimiento de entre el 8% y 9% con 5’700.000 unidades vendidas. De ese total, GM vendió 1’070.000 aproximadamente, cerca del 19% del mercado.

El representante de GM en Sudamérica mostró su preocupación por la situación en Ecuador; por ello, expresó que se requieren reglas claras, estables y plazos. “Me da la impresión de que todavía no está acabado el paquete de política industrial para el sector”.

Ardila comentó que le dijo a la ministra que quiere esperar el paquete completo de las reglas del juego antes de tomar una decisión sobre qué tanta inversión se hará en el país, aunque inicialmente se habían previsto más de $ 40 millones.

No obstante, señaló que la ensambladora está dispuesta a aumentar el contenido local de autopartes, a ayudar a los proveedores y a incrementar su presencia industrial.

En cuanto a la incorporación de partes y piezas nacionales en el ensamblaje, mencionó que la idea es llegar al límite establecido por el Gobierno, que es del 20%, para evitar aranceles.

9.983
Es el total de vehículos vendidos en febrero pasado, frente a 10.846 del 2011, según datos de MarketWatch.