Tribunal Tercero juzgará a decenas de policías del 30-S

El Tribunal Tercero de lo Penal de Pichincha será el encargado de realizar la audiencia de juzgamiento dentro del juicio que se sigue en contra de más de una docena de policías, quienes son acusados del delito de rebelión por los hechos del 30 de septiembre del 2010.

El sorteo de la causa se lo realizó a inicios de esta semana y, aunque ya consta en la página electrónica de la Función Judicial de Pichincha, ninguno de los abogados de los implicados ha sido notificado ni se ha establecido fecha y hora para dicha audiencia.

Ayer, por ejemplo, la capitana de Policía, Paola Argentina Mafla, a quien la Fiscalía la acusa de ser una de las organizadoras de la revuelta policial, que para el Gobierno se trató de un intento de golpe de Estado, se presentó ante el Juzgado Décimo de lo Penal de Pichincha para cumplir con las medidas cautelares impuestas en su contra mientras dura el proceso.

Sin embargo, le informaron que en adelante deberá hacerlo ante el Tribunal Tercero de lo Penal de Pichincha, explicó la abogada de la oficial de policía, Susana Viracucha.

De acuerdo con la información proporcionada por la página web de la Función Judicial, además de Mafla deberán comparecer para la audiencia ante este tribunal los policías Andrés León Solano, Eduardo Iza Pallo, Álex López Cañizares, Pedro Angulo, Paúl Camisan Heras, Hugo Soto Chanatasig, Cristian Arroyo Viveros, Mayra Verdesoto Coloma, Carlos Fernández Figueroa y Walter Guamán Benalcázar.

En esta lista no aparecen los nombres de los capitanes Geovanny Fuentes y Marco Vinicio Zúñiga, y del subteniente Marco Soria, también investigados por el presunto delito de rebelión, a quienes la Tercera Sala de lo Penal de la Corte Provincial de Justicia de Pichincha revocó, el 25 de febrero pasado, el auto de sobreseimiento que dictó a su favor la jueza Carmen Baño a finales del 2011.

La abogada Viracucha espera que en un mes, aproximadamente, se pueda instalar la audiencia de juzgamiento, aunque lo previsto por la ley, luego de la realización del sorteo, es que se convoque en 10 días.

“Primero el Tribunal debe avocar conocimiento, luego se establece un tiempo prudencial en el que las partes pueden recusar a los jueces y finalmente hay un plazo perentorio para llamar a la audiencia y eso puede tomar unos 30 días”, explicó la jurista.

Patricio Armijos, quien defiende a otros acusados del delito de rebelión, espera que la audiencia se realice en no más de 15 días. “Es probable que a la audiencia acuda el presidente Rafael Correa, y ahí demostraremos que ninguno de los acusados estuvo detrás de este delito que la Fiscalía no ha podido mostrar en cerca de un año que ha durado la instrucción fiscal”, manifestó Armijos.

Mientras tanto, ayer fue negado un pedido de revocatoria al dictamen de la Segunda Sala de la Corte Provincial de Pichincha que declaró la nulidad de la inocencia del mayor del Ejército (r), Fidel Araujo, acusado de instigar la revuelta policial.

Reinaldo Zambrano, abogado de Araujo, pedirá la aclaración de esta nueva decisión y la próxima semana presentará una acción extraordinaria de protección.