Gobierno dispone inicio de clases para el 16 de abril y ofrece recursos

Al menos 700 planteles educativos de toda la Costa están afectados o sirven de albergues, debido al fuerte invierno. Además, otros cientos tienen problemas de acceso porque están en áreas inundadas. Por esta razón, el Ministerio de Educación dispuso ayer la postergación del inicio del año escolar para el 16 de abril próximo, en todos los planteles fiscales, particulares y fiscomisionales de la Costa.

La ministra del ramo, Gloria Vidal, junto a la viceministra, Mónica Franco, anunciaron ayer en Guayaquil esa postergación, pues las clases debían comenzar el próximo lunes 2. El presidente Rafael Correa también habló del tema, en Quinindé (Esmeraldas), durante un recorrido por zonas inundadas.

Correa dijo que a los directores de los establecimientos se les ha destinado dinero para que sean ellos mismos los encargados de arreglar los planteles educativos, aprovechando que las clases se iniciarán el 16 de abril. “En el caso de Esmeraldas hemos entregado $ 3.8 millones a los directores de establecimientos educativos”, aseguró.

En cambio Vidal señaló que a los $ 10 millones que se transfirieron semanas atrás se suman otros $ 10 millones, tras una reforma presupuestaria, para atender las necesidades de las distintas provincias. “La ejecución está en manos de los coordinadores de zona y del subsecretario del distrito Guayaquil”, añadió.

Franco precisó que los $ 10 millones asignados a partir del 28 de enero fueron para la reparación preventiva del inicio del año escolar. Mencionó que en la Zona 5 (Bolívar, Guayas, Los Ríos, Santa Elena y Galápagos) y Zona 8 (Guayaquil, Samborondón y Durán) se transfirió $ 1 millón para la implementación de la coeducación, $ 2,5 millones para la reparación de cien planteles; en la Zona 4 (Manabí y Santo Domingo de los Tsáchilas) $ 2,7 millones.

Pero el anuncio de postergación no satisfizo del todo a decenas de padres de familia en Manabí, una de las provincias más afectadas por el invierno. Dijeron que más bien debería iniciarse el 2 de mayo.

En esta provincia existen 113 escuelas y colegios que están en mal estado o sirven de albergue a quienes perdieron sus hogares, señaló Marlene Jaramillo, jefe zonal de la Dirección de Educación en Manabí.

Los mayores problemas en los centros educativos están en Chone, Tosagua, Sucre, Rocafuerte y Santa Ana. Por ejemplo en Chone, de 36 escuelas existentes, 18 están afectadas por las inundaciones. “Lo positivo es que las lluvias han bajado de intensidad en estos días y ha permitido la evacuación de aguas represadas”, dijo.

Jaramillo indicó que de los 113 establecimientos con problemas, 43 están como albergues y el resto presenta daños en sus baterías sanitarias, alcantarillado, pintura, techos. La funcionaria anticipó que las familias que aún permanecen albergadas en los colegios y escuelas, serán reubicadas en otros locales como estadios o propiedades del Estado.

Guayas y Los Ríos son provincias que también tienen un gran número de planteles afectados por las lluvias.

Detalles: Daños
700 establecimientos
El Ministerio de Educación determinó que son 700 los planteles educativos afectados por las lluvias.

Recursos
La directora de Gestión Educativa, Mónica Franco, detalló que se realiza el levantamiento de información de cuáles son los establecimientos afectados por la intensidad de las lluvias y por las obras de infraestructura dentro y el entorno escolar donde, por ejemplo, no hay alcantarillado o desfogue de aguas lluvias.