Dos muertos y un desaparecido tras efectos del fuerte temporal

Un deslave en las instalaciones de la sociedad minera El Trébol, ubicada en el campamento minero Bella Rica, jurisdicción del cantón Camilo Ponce Enríquez (Azuay), dejó como saldo un muerto y dos heridos, mientras que los ríos Carchi y Tajamar, en Tulcán, arrastraron el pasado fin de semana a dos hombres, pero hasta ayer solo apareció el cuerpo de uno.

El minero fallecido fue identificado como Alfredo Lavan López, de 21 años y oriundo de Huancabamba (Perú). Él, junto a unos seis obreros, lavaban material aurífero en un canal cercano a la mina y fueron sorprendidos por el deslave de la montaña, a las 11:00 de ayer.

El joven peruano no pudo escapar y su cuerpo quedó bajo lodo y rocas. Mientras, dos compañeros quedaron heridos y fueron rescatados por personas que estaban cerca.

Isdael Cunya, peruano de 45 años, es uno de los heridos y fue llevado al hospital de Machala junto al otro golpeado.

Mientras, en Tulcán, el domingo por la mañana se encontró el cuerpo de Luis Amable Hidalgo Rodríguez, de 66 años y quien perdió la vida tras ser arrastrado por las aguas del río Tajamar, al noroccidente de la ciudad.

Quienes hallaron el cuerpo fueron los familiares de Hidalgo, que salieron a buscarlo porque el hombre no regresó tras la fuerte lluvia que cayó el sábado en esa localidad.

Otra víctima del temporal es Carlos Calderón, de 39 años y quien intentaba cruzar el río Carchi hacia Colombia, mientras estaba acompañado de otras personas que se movilizaban a bordo de caballos.

El hombre fue arrastrado por la crecida del río Carchi, en la zona sur de Tulcán. El hecho ocurrió pasadas las 15:00 del sábado y hasta ayer no se encontraba el cuerpo.

Miembros del GOE y socorristas del Cuerpo de Bomberos emprenden la búsqueda.