Ni visita de ministra alivia las quejas de pacientes en hospital

Varias casas de salud de Manabí recorrió la ministra del ramo, Carina Vance, el pasado 6 de marzo. Al visitar el hospital Rafael Rodríguez Zambrano, de Manta, se molestó por los problemas y dio un mes de plazo para que todo funcione bien. Pero cuando ha transcurrido un tercio de ese plazo, los problemas siguen repitiéndose y hasta agravándose, lo que genera protestas airadas de decenas de pacientes.

“Los problemas son los mismos de siempre, no hay médicos, medicinas y, ahora, hasta (falta) anestesiólogo”, dijo Helen Pico Vera, quien tiene a su hija ingresada en ese hospital.

“Las quejas de los pacientes son constantes, pues los médicos envían recetas con más de cinco medicamentos para que retiren en la farmacia de esa casa de salud. Y a lo mucho lo que les entregan son dos”, refirió Helen Pico, el pasado viernes.

Similares lamentos expresaron otros pacientes de la misma sala. Ellos dicen que la situación se ha vuelto difícil, que muchas veces no quieren recibir pacientes, “aduciendo que no hay camas”, dijo Carlos Menoscal.

Personal del área de Neonatología manifestó que las quejas de los pacientes tienen razón. “Aquí los fines de semana no hay anestesiólogo y ahora ni médicos residentes, ya que el Gobierno aún no los ha contratado”, dijo una enfermera que pidió no citar su nombre.

Otros indicaron que la ministra Vance vino a exigir, pero no dio soluciones. Dijeron que los residentes que estaban contratados se vieron obligados a renunciar, “porque ya tienen casi tres meses sin sueldo, y eso lo saben los de arriba”, manifestó uno de los empleados.

El director del Rodríguez Zambrano, Víctor Manuel Traverso, sostuvo que son nueve residentes que aún no están contratados, entre ellos el anestesiólogo. “El personal que falta es más del que se utiliza en una sola guardia, pero lamentablemente ni siquiera se puede llamar a concurso, ya que eso lo hace el Ministerio, debido a que no contamos con partida para contrataciones”, indicó.

El contrato de los médicos venció el pasado 31 de diciembre. Desde entonces lo hice conocer a la Dirección Provincial de Salud y al Ministerio, pero aún no hay respuesta y ninguno de ellos ha firmado sus contratos, afirmó el funcionario.

Esta situación se presenta en momentos en que la ministra Vance anuncia un aumento en el presupuesto de la salud para, precisamente, atender esos requerimientos. También anticipó que su cartera de estado alista un decreto para declarar la alerta epidemiológica en las cinco provincias donde rige el estado de excepción por los embates del invierno.

En otras casas de salud

Pero la situación de emergencia que viven la mayor parte de hospitales de salud hace que los usuarios exijan soluciones concretas y rápidas. En Portoviejo, Machala, Santo Domingo y otras ciudades hay reclamos por falta de médicos, de medicamentos e infraestructura.

Por ejemplo, en el cantón fluminense Montalvo se exige la ampliación del subcentro de salud. Con más de 25 mil habitantes y 80 recintos, usuarios y autoridades claman por esa ampliación o la edificación de un hospital. El concejal Vicente Gaibor afirmó que ha enviado pedidos al Ministerio.

Señaló que solo se da atención 8 horas y el resto del día queda cerrado, por lo que los enfermos deben buscar clínicas particulares o viajar a Babahoyo. El subcentro, ubicado en la ciudadela San Miguel, tiene un área para más pabellones, pues ahora solo atiende a 80 personas por día, con tres médicos generales, dos obstetrices, un odontólogo y tres enfermeras.