Hospital que expropió el Estado continúa con problemas

AMBATO
.- Problemas económicos aquejan al Hospital Millennium, que está en trámite de compra por el Ministerio de Salud Pública (MSP) desde el pasado 16 de marzo, para descongestionar la atención en el Hospital Docente Ambato, según la declaratoria de utilidad pública emitida en julio del 2011, dentro del estado de emergencia sanitaria.

Por un lado está la falta de liquidez para el pago de sueldos a cerca de 70 empleados, a quienes se les adeuda desde enero, aunque la semana pasada les entregaron depósitos por ese rubro. Por otro, Guillermo Bastidas, accionista y médico que tiene su consultorio en esa casa de salud, afirmó que este tiene un endeudamiento de unos $ 4 millones con el banco Promérica por "la mala administración".

Al respecto, el presidente del directorio de la compañía Hospital Millennium y viceprefecto de Tungurahua, Ernesto Albornoz, dijo que como todo proyecto grande, el hospital tuvo una inversión de $ 10 millones y problemas económicos en su inicio (hace cinco años), pero que su recuperación se complicó tras la declaratoria de utilidad pública que impidió cumplir con el pago de ese monto.

Según Bastidas, Albornoz es la persona más interesada en la compra del Millennium y la que ha hecho los contactos con el MSP y los convenios.

Según el director de Salud, Enrique Lana, el Gobierno depositó $ 2,9 millones por la compra del Millennium, pero Albornoz dijo que aún no tienen la notificación del Juzgado 2º de lo Civil. Indicó que una vez que llegue (el dinero) iniciará un juicio en contra del MSP "de justo precio para lograr lo que verdaderamente vale el hospital y cumplir con todos los acreedores". Señaló que el avalúo sin los equipos es de $ 10 millones".

El lunes pasado, personal del hospital paralizó las actividades en reclamo de los haberes atrasados desde enero. Personas que compraron los paquetes de salud que ofrecía el hospital, además de los propietarios y accionistas de los consultorios realizaron un plantón para protestar por la venta de la casa de salud.

Más de 1.500 personas pagaron entre $ 5.500 y $ 7.500 por los paquetes de salud y 120 son los accionistas (60 médicos y 60 empresarios). Ninguno supo de la venta del Millennium.