Se hacen controles en los centros infantiles

El Ministerio de Inclusión Social-INFA realizó ayer un operativo para monitorear el funcionamiento del los Centros Infantiles del Buen Vivir (CIBV), a través de las fichas elaboradas por las coordinadoras que se integraron desde mediados de febrero pasado a estas instalaciones, con la finalidad de identificar falencias y necesidades.

Ayer visitaron la CIVB de la cooperativa 24 de Octubre de Mapasingue este, denominada Esteban Cordero, y la que está en la ciudadela Martha de Roldós, Medalla Milagrosa.

"La ficha ha sido bien aplicada y se modificará lo que es pintura y deterioro por la temporada invernal, como el moho de las paredes y la colocación de una rejilla, lo actuado es correcto", señaló Raquel González, directora regional del INFA, con respecto al CIBV Esteban Cordero de Mapasingue este.

La funcionaria comentó que todos los convenios ya estaban firmados, lo que implicaba un 95% de financiamiento del estado y un 5% de corresponsabilidad mediante autogestión para las organizaciones comunitarias en los CIBV sociales. Mientras, en los regentados por los gobiernos locales (municipios) o juntas parroquiales la inversión del Estado es de un 90% y de 10% faltante le corresponde a ellos.

También explicó que por cada 10 niños, de entre uno y cuatro años y nueve meses de edad, se asignará una promotora comunitaria y en el caso de los no caminantes (menores de 1 año), una promotora por cada 7 niños. Actualmente hay 240 coordinadoras de CIBV en la provincia del Guayas y 1.018 a nivel nacional, las que son profesionales en el área de párvulos y psicopedagogía, quienes ingresaron a los centros a mediados de febrero pasado.

Durante el recorrido por los centros se observaron detalles del proyecto, como las normas de higiene, almacenamiento de alimentos, seguimiento de la planificación nutricional, instalaciones eléctricas, almacenamiento de materiales de limpieza y alcantarillado, entre otras cosas.

La coordinadora del CIBV Medalla Milagrosa de la cdla. Martha de Roldós, Carla Soto, reconoció que se deben hacer cambios en el centro, como los tumbados y el arreglo de los pisos por las grietas en la cerámica, por lo que solicitaría a algunos padres de familia que pongan la mano de obra en los trabajos de reparación.

En tanto, González informó que en Guayas la época invernal ha obligado al cierre de aproximadamente 20 CIBV. La funcionaria indicó que los técnicos del MIES-INFA visitarán los centros de la provincia para recoger más información.