Hasta el 16 de marzo se regularizarán 350 barcos artesanales

En tres puntos de la isla Puná se realiza un proceso de regularización para 350 embarcaciones artesanales de 10 TRB (tonelaje de registro bruto) y su personal. La labor está a cargo de la Dirección Regional de Espacios Acuáticos del Guayas.

Armando Elizalde, director regional de la institución, aseguró ayer que el registro en dicha localidad, que empezó el pasado lunes, se extenderá hasta el 16 de este mes.

Señaló que luego continuará en Posorja, General Villamil (Playas) y sus zonas aledañas, en donde se registran otras 650 naves, hasta el 30 de julio.

Explicó que el acuerdo 1311 emitido por el Ministerio de Defensa y la Dirección Nacional de Espacios Acuáticos, exonera a los pescadores del pago de derechos por matrícula del personal artesanal, registro de propiedad de las embarcaciones, certificado de arqueo, avalúo y clasificación, matrículas de naves, certificados de inspección de seguridad y permisos de tráfico.

"Esta campaña nos permite tener un registro de los usuarios que salen al espacio acuático a laborar y la información (de las embarcaciones) nos ayuda a poderlos distinguir de quienes se dedican a delinquir", dijo.

Las matriculas de las embarcaciones y permisos de tráfico tendrán vigencia de 3 años, sin embargo, las inspecciones de seguridad: nave, troquelado de motores fuera de borda, e implementos básicos de seguridad como el chaleco y aro salvavidas, botiquín, extintor, entre otros, se realizará anualmente.

Asimismo, se informó que las matrículas del personal marítimo tendrán una vigencia de 5 años. "Debe haber las condiciones (en las naves) para que se puedan dar primeros auxilios al personal en alta mar, por eso estamos hablando de la carnetización de las personas y ellos deben saber los procesos y reglas básicas de la navegación", dijo.

El pescador Juan Marino Asencio refirió que anualmente se realizan capacitaciones antes de la regularización sobre velocidad y riesgos de colisión. Agregó que si no están regularizados la Marina los retira de la actividad pesquera.