Hoy en Portada


Ecuador podría no firmar contrato con la minera canadiense Kinross

REUTERS
QUITO.- Ecuador podría no firmar un contrato de operación del proyecto de oro Fruta del Norte con la minera canadiense Kinross debido a diferencias en algunos aspectos de la negociación, dijo el jueves el ministro de Recursos Naturales no Renovables, Wilson Pástor.

Ecuador impulsa negociaciones con importantes firmas para desarrollar a gran escala su incipiente actividad minera y convertirse en un jugador importante del mercado de minerales por las grandes reservas de oro, plata y cobre en sus yacimientos aún sin explotarse.

A fines del año pasado, Ecuador suscribió un acuerdo previo con la minera Kinross para la explotación del yacimiento aurífero, en el que incluía el pago de regalías de hasta un 8 por ciento y un porcentaje de las utilidades del proyecto.

Sin embargo, la compañía estaría poniendo algunas observaciones a los términos acordados, que el país andino no podría aceptar, según el ministro.
"Existe la posibilidad de no firmar con Kinross", dijo Pástor a corresponsales extranjeros.

"Las exigencias (...) nos parecen un poco exageradas y hemos mandado un mensaje a través de diferentes medios (...) para explicarles que hay cosas que no podemos aceptar porque no podemos forzar una ley o cambiar una ley", agregó.

Fruta del Norte, ubicada en la provincia amazónica de Zamora Chinchipe, es el principal proyecto aurífero del país, con reservas de 6,8 millones de onzas de oro y 9,1 millones de onzas de plata.

Kinross confirmó que buscaba renegociar los términos económicos del acuerdo previo en cuanto a regalías e impuestos.

"Quiero dejar muy claro a todo el mundo que no procederemos allí (Ecuador) a menos que tengamos un mejor acuerdo en términos económicos", dijo la mañana del jueves el director consejero de Kinross, Tye Burt, en una conferencia para explicar los resultados trimestrales de la compañía.

El proceso de negociación también incluye a Ecuacorriente, una filial de la canadiense Corriente Resources, que prevé firmar a fines de este mes el contrato para el desarrollo del proyecto de cobre Mirador.

Pástor dijo que con esta minera ya se terminó la etapa de negociación, se firmó acuerdos previos y sólo faltaría suscribir el contrato final para que comience a trabajar en el depósito.

La nación andina preveía una inversión de unos 2.800 millones de dólares los próximos dos años y medio por parte de las dos mineras.

Ecuador está negociando además un contrato con la canadiense International Minerals, que tiene previsto  desarrollar el proyecto de oro y plata Río Blanco.

El Gobierno también espera firmar un segundo contrato de   operación con Ecuacorriente para el proyecto de cobre Panantza-San Carlos y otro con Iamgold, que tiene previsto desarrollar la mina de oro y cobre Quimsacocha.

El presidente Rafael Correa se ha estado esforzando por diversificar la economía ecuatoriana de su dependencia de las exportaciones petroleras y ha adoptado un acercamiento más amistoso con las mineras que con el sector petrolero de la nación sudamericana, al que obligó a renegociar sus contratos.