Polémica en colegio de Bolivia que acepta a alumnas solo si se visten como hombres

AFP
LA PAZ.- Un conflicto por discriminación de género provoca polémica en Bolivia, donde los padres de alumnos de un colegio público de la ciudad de Cochabamba, tradicionalmente de varones, imponen como condición para el ingreso de mujeres que éstas se corten el pelo y se vistan como hombres.

Desde la semana pasada, ocho alumnas inscritas en el Colegio Nacional Bolívar de Cochabamba, 400 km al este de La Paz, son rechazadas, incluso con violencia, por sus compañeros y los padres de éstos, según denunció la ONG independiente Asamblea Permanente Derechos Humanos de Bolivia (APDHB).

Los padres de familia del plantel exigen que las primeras alumnas inscritas en ese colegio se corten el pelo y vistan como hombres si quieren ser aceptadas en la institución.

Según la propuesta de los padres, "sólo se va a aceptar a cinco de las señoritas (de las ocho que siguen inscritas), pero además con la condición (...) de cortarse el cabello y vestirse de pantalones, o sea fungir de hombres, esto sigue siendo discriminación", protestó Félix Cárdenas, viceministro de Descolonización, a la radio privada 'Erbol'.
 
Inicialmente eran diez las registradas, pero dos alumnas ya desertaron por la presión, especialmente de las madres de sus compañeros.

Mientras, las clases en el colegio continúan paralizadas y el establecimiento, que de momento no se ha pronunciado, corre el riesgo de ser clausurado por las autoridades.

"El Comité Nacional de Lucha contra la Discriminación lo que tiene que hacer es aplicar la ley, (que implica) una acción penal, porque esto es un delito flagrante", dijo el viceministro Cárdenas, quien es titular de ese organismo.

Las madres de 500 alumnos del colegio Bolívar forcejearon el pasado viernes con la policía al grito de "¡No queremos mujeres!", esgrimiendo el argumento de que debe ser respetada la tradición de 99 años del establecimiento de educar únicamente varones.

En el aula de las muchachas, de entre 14 y 15 años de edad, sólo tres varones permanecieron solidarios con ellas.

La vigente Ley de Educación boliviana dispone la inscripción de los alumnos en el establecimiento de su elección.

En Bolivia una mayoría de los colegios se han vuelto mixtos en las últimas décadas, inclusive los establecimientos dirigidos por religiosos.