Emilio Palacio solicitará mañana asilo en Estados Unidos

EFE
MIAMI.- El periodista Emilio Palacio, exjefe de Opinión de Diario EL UNIVERSO, solicitará mañana formalmente asilo en Estados Unidos, después de haber sido condenado a tres años de prisión por la querella interpuesta por el presidente Rafael Correa.

Palacio acudirá el miércoles a las 08:00 a una audiencia en las oficinas del Departamento de Estado en Miami, acompañado de su esposa y de sus dos hijos de 19 y 7 años, respectivamente, quienes también solicitarán asilo.

"Mañana expondré mis argumentos y la documentación necesaria ante funcionarios del Departamento de Estado para solicitar el asilo en este país", explicó hoy Palacio, un día antes de su cita en la Oficina de Asilo de Miami del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos.

Después de la audiencia del miércoles, las autoridades estadounidenses estudiarán la petición de Palacio y evaluarán si le conceden o no el asilo, una decisión que, en cualquier caso, el interesado podrá luego apelar.

"Yo soy optimista, aunque el proceso se puede demorar durante meses, ya que las autoridades de este país evalúan una gran cantidad de peticiones de asilo", apuntó el periodista, quien reconoció que ha sido "difícil" para toda su familia tomar esta decisión.

Palacio, así como el rotativo y los directivos, César, Carlos y Nicolás Pérez, fueron condenados a tres años de prisión y a pagar 40 millones de dólares de indemnización por una demanda interpuesta por Correa a título personal -y no como presidente de Ecuador-, al considerar injurioso el artículo de opinión "NO a las mentiras".

El proceso se encuentra en fase de casación, pero la audiencia que debía resolver ese recurso presentado por la defensa de EL UNIVERSO se suspendió el pasado 24 de enero.

Está previsto que la Corte Nacional de Justicia (CNJ) se pronuncie sobre el recurso de casación el próximo 10 de febrero.

El caso ha generado fuertes críticas de gremios nacionales e internacionales de prensa, que afirman que hay un deterioro de la libertad de expresión en Ecuador desde que Correa asumió el poder.