El campeonato nacional 2012

Ahora comienza el campeonato nacional número 55 que arrancó desde 1957; no se jugó el 1958 y 1959 y se reanudó en 1960 y, desde entonces, no ha sufrido interrupción aunque en 1964 los equipos guayaquileños no participaron. En el 2005 se jugaron dos torneos llamados Apertura y Clausura copiados de los países del Sur.

Barcelona y El Nacional tienen trece títulos cada uno; Emelec y Liga (Q), diez; D. Quito, cinco; y Everest, Olmedo y D. Cuenca con uno cada uno.

Tengo la suerte de estar vivo  todavía y ser testigo de todos los campeonatos nacionales. Además  también fui testigo de los torneos guayaquileños que arrancaron profesionalmente en 1951 en el  que triunfó Río Guayas, club que luego desapareció.

En aquellos viejos años, el fútbol ecuatoriano era bastante novato y a veces ingenuo frente a las potencias futboleras del sur del continente como Argentina, Uruguay y Brasil; seguidos por Paraguay, Perú, Chile; y finalmente Bolivia, Colombia y Ecuador, que andábamos por los techos. Venezuela se incorporó en 1968.

Ahora es distinto. El fútbol ecuatoriano ha progresado enormemente. Hay algunos botones de muestra en el plano internacional de jugadores que brillan y anteriormente sobraban dedos en las manos.

Ni hablar que ya estuvimos en dos mundiales, cuando antes eran sueños de opio. Nos falta mostrarnos más en la Copa América y clasificar, ahora, al Mundial de Brasil. Sí, hemos progresado; hace años venían del sur, jugaban y punto. Ahora tienen que saber jugar, no puede ningún extranjero pasar de agache y mostrar espejitos a los autóctonos ecuatorianos.

Por estos días se han jugado partidos preparatorios con el objetivo de  llegar fuerte y bien entrenados a la primera fecha. Barcelona, Emelec, Liga (Q), D. Quito, D. Cuenca, Manta son los mas notorios de esas prácticas serias. Los azules empataron con el DIM, y los amarillos con el Santa Fe colombiano.

Alguna vez lo dije, para el hincha básicamente el fútbol es el presente y juzga por los resultados inmediatos. Y es comprensible pero no es real. Los juegos previos son precisamente para probar físico, tácticas y jugadores y mirar hacia el futuro. Ningún juego previo es el futuro. Ya vendrán los juegos del campeonato y allí sí se verá cómo mismo es la cosa.

Debemos especular. Y da gusto cuando se lo hace con optimismo. Estoy segurísimo que Barcelona está mucho mejor que el año pasado. Así como se lo ve subirá en la tabla de posiciones comparativamente en relación a las dos etapas del torneo anterior. Eso quiere decir que las contrataciones son buenas. Algo para destacar y muy visible por supuesto, los dos defensas centrales, sobrios, seguros y de buena cobertura.

Otro para el elogio es su centrodelantero Narciso Mina. El mediocampista colombiano José Amaya es excelente en la contención y con Luis Caicedo, cuando ya esté bien en su condición física, hará una dupla destacada. A los restantes hay que seguirlos observando.

Barcelona, este fin de semana, tiene un exigente debut contra el D. Cuenca que ya es un equipo bastante probado y que tiene pocos nuevos jugadores. Su base es buena.  

Emelec jugó mejor que el DIM y solamente empató. Sin embargo, necesita definición, su problema del año anterior. Ganó al Manta pero hay victorias que no son para calificar. Hay gente que habla de las incorporaciones. No hay que hacer caso de los chismes locales ni los internacionales. En los resultados está la realidad.

Los azules, excepto en la definición con las contrataciones de Luciano Figueroa y Marcos Mondaini, tienen que conseguir los reemplazos de Marcelo Fleitas y Eduardo Morante, dos bajas importantes. El resto del equipo es sólido y experimentado como que son vicecampeones nacionales. 

¿Leyeron nuestro DxT del jueves? ¡Qué lindo trabajo de la sección deportiva!