Madres piden 2 millones de dólares por neonatos muertos

Erdwin Cueva
LOJA.- Dos de las madres de los trece neonatos fallecidos en el hospital Isidro Ayora, de Loja, piden cada una un millón de dólares como indemnización, según explicó Galo Ortega, abogado de Cinthia Serrano y Jackeline Velásquez, las demandantes.

Esto, luego de realizarse el lunes pasado la audiencia de formulación de cargos que se desarrolló con la presencia del fiscal general de la Nación, Galo Chiriboga, y que terminó con la imputación a Augusto Álvarez, quien se desempeñaba como jefe del departamento de Neonatología del hospital, en donde se detectó que la muerte de al menos trece neonatos, entre noviembre del 2010 y marzo del 2011, se habría producido por la presencia de la bacteria Enterobacter aerogenes.

Ortega ya realizó la acusación particular en contra de Álvarez y también contra Daniel Astudillo y Margarita Sotomayor, en ese entonces director del hospital y directora de Salud, respectivamente. Se pide también prisión para ellos.

"Esperamos que el Estado indemnice a aquellas madres de familia que sufrieron la pérdida de sus hijos y, especialmente, en el caso de una de ellas, que perdió su útero, por lo que no va a poder tener hijos".

Mientras, un año después de la muerte de los neonatos en Loja, siguen los problemas por la atención, pues hay áreas que no están debidamente equipadas y la dotación de medicamentos es irregular. El nuevo director de la casa de salud, Vicente Ayala, quien se posesionó el lunes, indicó que dará continuidad a proyectos en las áreas de Neonatología, Cuidados Intensivos y Emergencias.

La asambleísta Nívea Vélez dijo estar preocupada de que haya un solo culpable en el caso de los neonatos y aseguró que exigirá al ministerio la reparación de los equipos de salud. Afirmó que la emergencia "no ha beneficiado a Loja", pues el área de Neonatología está sin las adecuaciones previstas.

Antecedentes: Sigue investigación
Casos en Santo Domingo
En instrucción fiscal continúa el proceso de investigación que mantiene la Fiscalía por la muerte de los 13 neonatos en el hospital Gustavo Domínguez. Aún no se determina si habrá un juicio o si se archiva el caso.