MSP no paga por edificio que declaró bien público

Hasta la actualidad los propietarios del edificio y centro médico Madre e Hijo, ubicado en Pedro Pablo Gómez entre 6 de Marzo y Lorenzo de Garaycoa, no han recibido el dinero que el Ministerio de Salud Pública (MSP) dijo que les pagaría por el inmueble, ya que este fue declarado de utilidad pública en octubre del año pasado.

La resolución la tomó el entonces ministro de Salud, David Chiriboga Allnut, para así descongestionar las consultas externas del hospital del niño Francisco de Ycaza Bustamante. Pues en esta casa de salud se habían iniciado los trabajos de remodelación y no se podía atender a los pacientes.

Durante una visita de Chiriboga el 1 de octubre pasado al hospital Abel Gilbert Pontón, en el suburbio, indicó: "Estamos culminando la negociación de una clínica que va a funcionar como una torre de consultorios, una vez que tengamos el edificio, espero la próxima semana, podemos movilizar a los médicos de la Consulta Externa hacia esa clínica".

Y añadió que solo se esperaba la orden de un juez para cancelar el valor del avalúo municipal y así iniciar las adecuaciones que demorarían unos 15 días.

Sin embargo, los propietarios aseguran que nunca fueron notificados sobre la disposición, hasta que los abogados del MSP los convocaron a una reunión el 13 de octubre, en el edificio del Gobierno Zonal, en el norte.

"En la mencionada reunión se presentó la figura de la expropiación y se nos obligó a firmar el acta bajo presión, "o lo toman o lo toman", argumentando la emergencia (sanitaria), el bien común sobre el individual y la ocupación inmediata", señala a través de una carta, uno de los copropietarios.

Agrega que durante el encuentro les indicaron que el valor que les cancelarían estaba basado en el avalúo catastral y que si firmaban en ese momento, se les entregaría un 10% adicional. "También que si no aceptábamos teníamos el derecho a no firmar y plantear la respectiva acción legal bajo la premonición de que el resultado iba a ser el mismo. Bajo esta presión firmamos los, hasta ese momento, condóminos", dice.

Tras firmar la aceptación de la expropiación, señala, también se les hizo firmar con fecha 7 de octubre del 2011 (anterior a la de ese entonces) el recibido de la convocatoria, cuyo contenido desconocían.

Luego se les indicó que debían desocupar sus consultorios hasta el 18 de octubre. Al culminar el plazo, menciona la carta, llegaron los abogados del MSP a inspeccionar el edificio y desde ese entonces no han tenido ninguna comunicación con ellos ni han depositado el dinero en sus cuentas, y algunos de los médicos ya consiguieron consultorios en otros sitios.

La atención de Consulta Externa del hospital de niños que se iba a dar en el edificio Madre e Hijo actualmente se la realiza en otro inmueble que alquiló el gerente administrativo, Xavier Chacón, en la av. Quito y Calicuchima. Por utilizar estas instalaciones se cancelan $ 3.000 mensuales, indicó el funcionario en noviembre pasado.

Según Chacón a él no se le ha entregado ningún escrito en el cual se detalle la declaratoria de bien público. "A mí me lo iban a dar para que yo lo administre cuando me entregaran el bien, pero todavía no recibo la documentación".

Y aseguró que las instalaciones ubicadas en la av. Quito y Calicuchima las consiguió por su gestión, para desocupar espacios dentro del hospital y poder hacer la remodelación.

"Yo tendré ese edificio hasta poder liberar espacios y las construcciones internas, ese es mi plan de contingencia. En julio se entrega la primera fase de Consulta Externa y de ahí faltaría Emergencia y otros servicios de construir", informó y acotó que la medida se la tomó para no paralizar la atención.

El asesor jurídico de la Dirección Provincial de Salud, Michael Vera, indicó a través de un correo electrónico que no tenía información sobre el proceso.

Chiriboga había indicado el 1 de octubre anterior que para trasladar a los pacientes desde el Hospital del Niño hasta el edificio que declaró como bien público, se iba a poner un servicio de buses para que continuamente los movilicen "y con eso liberamos toda el área de Consulta Externa para iniciar la reconstrucción", indicó.

El exministro agregó que cuando se terminaran los trabajos a la clínica Madre e Hijo se la mantendría para la atención primaria en pediatría.