Grupo GLBTI pide mejoras en salud

Mientras la comunidad de homosexuales (gays), lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexo (GLBTI) celebra la designación de Carina Vance Mafla como ministra de Salud, siendo una "activista visiblemente lesbiana", también espera que resuelva "temas relegados por esta cartera de Estado" que tienen relación, directa o indirecta, con la orientación sexual.

En el blog del colectivo político Igualdad de Derechos Ya -que lucha por los derechos de los GLBTI del país-, su representante, Efraín Soria, manifiesta su anhelo de que este Ministerio resuelva "el ilegal funcionamiento de las llamadas clínicas de deshomosexualización que funcionan en el país y que debe controlar el MSP (Ministerio de Salud Pública)".

Asimismo, Soria exhorta a Vance a que desde su despacho pueda "solventar las falencias que existen en la distribución de antirretrovirales para personas con VIH y la consolidación de políticas de atención médica adecuada en el sistema de salud público para personas de la diversidad sexual que solemos ser discriminadas".

A criterio de Soria, la comunidad GLBTI reconoce la designación de Vance por ser la primera ocasión en la historia del Ecuador que "una activista por los derechos de las mujeres diversas alcanza un puesto de tal importancia y compromiso".

Vance, quien fue subsecretaria de Planificación del MSP, recibió el cargo como ministra de Salud por parte del presidente Rafael Correa, en reemplazo de David Chiriboga, quien presentó su renuncia la semana anterior a raíz de la visita del mandatario al hospital Baca Ortiz, de Quito, donde encontró problemas.