Hospital de Machala, aún con problemas de equipamiento

Freddy Macas
MACHALA.- Tras la aplicación del sistema de referencia y contrarreferencia, que transfiere pacientes de centros y subcentros de salud a la red hospitalaria del país, la demanda de usuarios ha disminuido en el hospital Teófilo Dávila (HTD), de Machala.

La medida fue dispuesta el 1 de noviembre pasado por el hasta hace poco ministro de Salud, David Chiriboga, y desde entonces en el HTD solo se atiende a quienes requieran de especialistas.

Aunque ya no se evidencian las largas filas que hacían los pacientes durante las madrugadas para sacar un turno con el especialista, en el área de Estadística del HTD a diario llegan las personas con las referencias de los centros y subcentros de salud para ser atendidas.

En consulta externa, varios son los pacientes que esperan debido al horario de los médicos, quienes tienen que cumplir las ocho horas laborables en varias áreas del hospital. "Tengo que atender al menos a unos 16 pacientes, luego paso visita en piso y también atiendo interconsultas", señaló Léster Ojeda, cardiólogo del HDT.

Los pacientes se quejan por la falta de medicinas en la farmacia del hospital. Es que no todos los medicamentos se entregan y gran parte los deben adquirir en las farmacias aledañas. Sin embargo, Richard Molina, director del HTD, dijo que las bodegas permanecen copadas de insumos, por lo que buscan mecanismos para almacenar las medicinas en otros espacios dentro del hospital con un sistema climatizado para salvaguardar los medicamentos.

Según Molina, la mayoría de áreas están descongestionadas. "Hay personas que llegan con referencias de los subcentros o centros de salud de Machala y otros cantones para ser atendidas, pero ya no existe la aglomeración de la gente", señaló.

Por ejemplo, en la sala de Emergencia se atiende un promedio de 250 y 300 personas al día, y en diciembre, en consulta externa, acudieron 3.161 usuarios, según el registro de esta área, lo que significa un promedio de 105 personas cada día.

Los reemplazos de los médicos que fueron separados de la casa de salud tras la compra de renuncias y otros médicos especialistas que hacían falta ya fueron contratados para reforzar la atención en el hospital.

Desde inicios de este mes se incorporaron al equipo médico del hospital un cirujano pediatra, dos médicos clínicos (uno para Neumología y otro para Nefrología), un cirujano plástico, dos traumatólogos, dos imagenólogos, un psiquiatra y dos tecnólogos para la toma de placas radiográficas para los turnos de 24 horas de atención. También se incluyó a un otorrinolaringólogo cirujano para complementar la atención, aunque hace falta otro imagenólogo, para tomografías.

En el área médica se completaron las partidas y se hizo conocer que hacen falta especialistas como neurocirujanos, hematólogos, gastroenterólogos.

Los trabajos de remodelación y ampliación emergente de la infraestructura física del HTD ya se iniciaron. Consisten en obras de mejoramiento de varios sistemas eléctricos e hidráulicos, nuevas construcciones, así como ampliaciones de infraestructura que permitirán tener más capacidad de atención para los pacientes.

Para este proyecto existe un presupuesto de $ 2'696.832 asignados en la emergencia sanitaria. En una primera fase se realizarán trabajos que incluyen cambio de pisos en pasillos y escaleras, pasamanos, protectores, cielo raso, remodelación de Neonatología, mejoras de hospitalización, bodega, arreglo de sala de máquinas, sistema eléctrico, hidráulico, vapor y condensado, entre otros.

Varias de estas obras ya se iniciaron el 7 de diciembre y deberán concluir en un plazo máximo de 210 días, es decir, para junio ya tendrá que estar lista la primera etapa.

El monto total de inversión para la obra es de $ 10 millones, incluidos los $ 8 millones de la segunda fase, pero ese presupuesto puede incrementarse de acuerdo con las necesidades que se vayan presentando.

Lea mañana
Problemas en el hospital Gustavo Domínguez, de Santo Domingo.