Internos asisten a hospital del IESS, pero no atienden

Unos 180 estudiantes de Medicina de las universidades de Guayaquil y Católica, que se venían desempeñando como internos del hospital del IESS desde junio del 2011 hasta el pasado miércoles, realizaron ayer un plantón en los exteriores del área de Emergencia, como medida de resistencia ante la cancelación de sus pasantías en este centro de salud.

"Lastimosamente el convenio se acabó de manera unilateral de parte del IESS... Asistimos a las guardias, pero no podemos hacer nada, solo ver... Pero nuestro programa incluye la atención primaria del paciente, hacer historias clínicas y procedimientos como suturas, entre otras", expresó José Abrigo, de 25 años, estudiante de Medicina de la Universidad de Guayaquil.

Ante ello, Luis Andrade, director administrativo del hospital del IESS Teodoro Maldonado Carbo, señaló que el hospital es un involucrado más en una decisión judicial. "A nosotros nos interesa continuar con el programa de internado y posgrado, pero nosotros nos vemos abocados a cumplir una decisión judicial constitucional, la cual dejó sin eficacia jurídica el convenio con las universidades Católica y Guayaquil".

La sentencia emitida por el Juzgado Tercero de lo Civil del Guayas establece en el inciso octavo: "...dejando sin eficacia jurídica el convenio de cooperación interinstitucional para el desarrollo de la Educación Superior en Ciencias de la Salud, mediante programas de capacitación continua, investigación biomédica social y otorgamiento de becas para internado rotativo y estudios de posgrado, celebrado con las universidades de Guayaquil y Católica y el IESS por vulnerar los derechos y garantías constitucionales determinados en los numerales...".

Sobre este fallo, Andrade indicó que "...el juez al decir que queda un contrato sin eficacia jurídica afecta a otras partes, deja sin sustento ni piso legal los programas que tenía el hospital con las universidades".

No obstante, el funcionario indicó que está interesado en que este problema se solucione lo antes posible. Por ello, Andrade informó que convocó para la próxima semana a los rectores de ambas universidades a una reunión con los directivos del IESS a nivel general para lograr un marco jurídico en el que puedan volver a darse estos programas.

Las funciones de un interno son -según Andrade- observar y aprender de los especialistas, pero "no están autorizados a atender porque no son médicos". Sin embargo, internos comentaron que "en Emergencia nosotros prácticamente atendíamos solos a los pacientes, si había que poner una vía periférica, lo hacíamos... Existen guardias -no se especificó cuáles- en que los residentes no estaban en sus puestos y a nosotros nos tocaba cubrirlos".