Ríos crecidos cobran 8 víctimas y 4 de ellas todavía no aparecen

En doce días, las crecientes de ríos por las intensas lluvias se han llevado a ocho personas en cinco provincias. De estas, cuatro aún siguen desaparecidas mientras tres cuerpos se localizaron ayer tras intensas jornadas de búsqueda, en El Guabo (El Oro) y en Montúfar (Carchi). Otro cadáver, el de una niña de 6 años, se lo rescató el 5 de enero, dos días después de que cayera al río Quindigua, en La Maná (Cotopaxi).

Ayer, los cuerpos de Karen Alexandra Blacio Espinoza, de 15 años, y José Monserrate de la Cruz Vélez, de 45, fueron hallados por los rescatistas que realizaron la búsqueda en la orilla del río Pagua, jurisdicción del cantón El Guabo. Ambos estaban desaparecidos desde el pasado domingo cuando fueron arrastrados por una creciente, mientras se bañaban junto a una decena de personas.

El cuerpo de la adolescente fue hallado a las 09:45 en medio de una palizada a orillas del río Pagua; a las 13:00 apareció el cadáver del hombre.

“Estaba resignada y solo quería hallar el cuerpo para enterrarlo; siempre acudía al balneario y esta vez ella me insistía que vayamos a San Miguel de Brasil (sitio de la tragedia)”, dijo la madre de Karen, Mariana Espinoza. Ella soñaba con ser una doctora y el 6 de marzo cumpliría 15 años.

“Fui arrastrada por unos 15 metros y no pude salvarla”, señaló la mujer. Sus hermanos y abuelos lloraban al ver el cuerpo de Karen. “Ambos cadáveres fueron arrastrados en medio de una palizada, y unas personas vieron que estaban los cabellos de Karen y dieron el aviso”, dijo Octavio Peña, tío de la joven y bombero de Ponce Enríquez.

“Se hizo la búsqueda en toda la zona con varios equipos de rescate, el segundo cadáver fue hallado a un kilómetro de distancia del de la joven. Los cuerpos presentaban varias heridas por golpes”, dijo Jaime Zapata, jefe del Grupo de Operaciones Especiales de la Policía.

En Carchi
Luego de 12 días de búsqueda fue encontrado ayer el cuerpo del niño John Erick Hernández, de 5 años, quien había desaparecido al caer en las crecidas aguas del río Cuasmal, en el cantón Montúfar. El cadáver estaba en el río Apaquí, sector El Chamizo, sur oriente del cantón Montúfar. Personal del Grupo de Intervención y Rescate de la Policía hizo el hallazgo.

John Erick cayó al río Cuasmal, en la vía La Esperanza-Piartal, el jueves 29 de diciembre. Al no ubicarlo a los ocho días de su desaparición, el presidente de la Junta Parroquial de Piartal, Luis Cerón, había solicitado incluso apoyo militar.

Cuatro no aparecen
Una inesperada creciente de una quebrada de San Miguel Bajo, parroquia San Rafael, al sur de Otavalo, en Imbabura, arrastró a una niña de 9 años, la noche del pasado lunes.

La menor fue identificada como Ana Leticia Izama Chalá. La corriente que provino de las partes altas de la montaña, luego de una fuerte lluvia que cayó en esa zona, se la llevó.

Según el teniente de los Bomberos de Otavalo, Wilson Jaramillo, hay versiones de testigos que habrían visto que la niña cruzaba por el lugar junto a unas reses. Hasta las 15:00 de ayer, el cuerpo de la pequeña no era localizado por los organismos de socorro, quienes incluso buscaban en el lago San Pablo.

Mientras en Azuay, sin resultados continuaba ayer la búsqueda de un hombre que, según testigos, cayó la tarde del domingo al río Tomebamba, en Cuenca, y fue arrastrado por la corriente, que se incrementó con las fuertes lluvias.

Fernando Figueroa, del Cuerpo de Bomberos de Cuenca, dijo que para dar con el paradero, Bomberos y Policía efectuaron ayer un barrido de las orillas del río en la zona de Guangarcucho, al norte de la ciudad, en un área de 15 kilómetros. Asimismo, en el cantón Paute se realiza la búsqueda de dos cuerpos que fueron arrastrados por el río del mismo nombre. Los cadáveres aparentemente fueron vistos por moradores de la zona pero el rastreo no da resultados.

Más datos: Las ocho víctimas de este invierno
Primer caso del 2012
Desde el 3 de enero hasta ayer, se han reportado ocho víctimas por la crecida de ríos por las lluvias. La primera muerte ocurrió en La Maná, Cotopaxi, donde pereció Yalangui Ayala, de 6 años, tras caer al río Quindigua. Dos días después se halló su cuerpo.

Dos muertos en El Oro
Los cuerpos de Karen Blacio Espinoza (15 años) y José Monserrate de la Cruz (45) fueron rescatados ayer del río Pagua, en El Guabo, luego de que el domingo pasado fueran arrastrados por la creciente del río en San Miguel. Ayer también se hallaron los restos de John Hernández, de 5 años, quien desapareció el 29 de diciembre al caer al río Cuasmal, en Carchi.

Aún no se los encuentra
El lunes pasado desapareció Ana Izama Chalá, de 9 años, en San Miguel Bajo, en Otavalo, Imbabura. Un hombre no identificado habría caído el domingo al río Tomebamba en Cuenca, Azuay; en la misma provincia, otras dos personas habrían caído al río Paute. Hasta ayer, ninguno era ubicado.