Cancillería no comparte pesar de Lenin Moreno por deceso de dictador


QUITO.- Hasta ayer la Cancillería del país no se pronunció sobre las condolencias emitidas por el vicepresidente Lenin Moreno, a nombre del país, por el fallecimiento del dictador norcoreano Kim Jong-il, cuyo mandato trajo dolor, muerte y privación de libertades, según organismos de derechos humanos.

En el interior de la Cancillería se evitó dar declaraciones y empleados se limitaron a decir que este organismo no enviará misiva a las deudos del caudillo, porque el país no tiene embajadas ni nexos con esa región.

Sin embargo, el miércoles pasado, el vicepresidente Moreno envió un comunicado a Norcorea dirigido a Kim Jong-un, hijo y heredero del poder de Kim Jong-il, fallecido a causa de fatiga mientras realizaba un viaje de trabajo en tren.

La carta de Lenin Moreno señala: "Reciba usted mis más sinceras condolencias por la muerte de su señor padre. A nombre del pueblo ecuatoriano le pido hacer a usted extensivo este pésame a nuestros hermanos coreanos. Estoy seguro de que la muerte no es sino un regreso a casa o un hogar que nos está deparado para la paz eterna. Le presento mis mejores augurios para la tarea que le ha sido encomendada, así como mis deseos de que en el nuevo año sus esperanzas se vean cristalizadas".

El contenido del pésame fue leído durante una ceremonia que se realizó en la funeraria El Girón, en Quito. Ahí en el salón La República se levantó un altar para velar la partida del exdictador norcoreano, al que llegaban ecuatorianos y norcoreanos radicados en Ecuador para expresar su pesar.

Ayer, el vicepresidente emitió un nuevo comunicado sobre Kim Jong-il, puntualizando por qué envió las condolencias. Moreno se excusa señalando que él personalmente es muy respetuoso con la muerte de cualquier ser humano y sobre todo si es la de un mandatario. Pero sostuvo que nunca estuvo de acuerdo con sus políticas y menos con aquellas que ponían en riesgo la seguridad del mundo y peor aún con la sucesión no democrática del poder.

Finalmente indicó que los cristianos deben ser muy respetuosos con la muerte.

Consultado sobre la importancia que podría tener el comunicado de Moreno al hijo del caudillo, el excanciller ecuatoriano Antonio Parra Gil explicó que el Ministerio de Relaciones Exteriores (MRE), a cargo de Ricardo Patiño, no habría emitido una condolencia pública porque, con Corea del Norte, "no se tienen embajadores, por lo que hay una menor relación de tipo económico, comercial y política".