Ministro ofrece mejorar atención en zonas afectadas

Los ministros de Salud, David Chiriboga, y de Inclusión Social, Ximena Ponce, además de algunos subsecretarios de otros ministerios, se adentraron en la selva para canalizar la atención a los afectados por la rabia humana en comunidades del cantón Taisha.

Sin embargo, lo que escucharon de los habitantes fue una serie de reclamos por la desatención estatal, por lo que los funcionarios ofrecieron revertir esa situación.

Destacó la vacunación contra la rabia a la población y el trabajo de Agrocalidad que colocó veneno a 115 murciélagos para que al volver a sus cuevas provoquen la muerte de cientos de ejemplares. No obstante reconoció que no se puede eliminar a todos los hematófagos ni los casos de rabia. “Pero por favor avisen para actuar”, recalcó.

Estimó que el ataque de los murciélagos a los humanos puede deberse a que estos no tienen de qué alimentarse.

Chiriboga dijo que una vez que se dieron las primeras muertes su cartera ha actuado y aumentado de 10 a 18 los médicos en el hospital de Taisha. Ofreció fortalecer el puesto de salud de Wampuik y en otras comunidades.

También indicó que el Ministerio de Salud va a formar técnicos en atención primaria para la zona. Sin embargo, las comunidades piden médicos permanentes pues, por ejemplo, en Wampuik solo atiende un técnico primario y un laboratorista, que son lugareños que recibieron capacitación en salud. El médico ingresa solo cada dos semanas.

Sobre las ambulancias aéreas afirmó que el Gobierno afronta la compra de 30 de estas unidades para ponerlas al servicio principalmente de la región oriental.