El método de D'Hondt beneficia a las mayorías

QUITO
.- Si el Consejo Nacional Electoral (CNE) hubiese aplicado el método D'Hondt para la distribución de escaños en la Asamblea Nacional en las elecciones del 2009, el movimiento oficialista PAIS habría alcanzado 66 de las 124 curules.

Es decir, doce escaños adicionales de los 54 que logró con la aplicación de la fórmula Webster, que los constituyentes de Montecristi fijaron en el Régimen de Transición de la Constitución para la designación de puestos en las jurisdicciones donde se eligieron tres o más dignatarios.

A nueve meses de la convocatoria a las elecciones generales del 2013, la Asamblea aceleró el debate para modificar las reglas de juego de los próximos comicios. El plazo para cambiar la ley vence en enero próximo, pues la Carta Magna vigente establece que cualquier reforma tiene que ser aprobada un año antes de que los ciudadanos acudan a las urnas.

El 'Congresillo' estableció el método de D'Hare para la distribución de escaños de asambleístas en el artículo 164 del Código de la Democracia expedido el 27 de octubre del 2009, una vez que se proclamaron los resultados de las elecciones generales de ese año.

En el informe para el primer debate de las reformas a ese Código, la Comisión de Justicia y Estructura del Estado -con mayoría oficialista- planteó la aplicación D'Hondt, con el cual PAIS habría alcanzado una mayor representación en el 2009.

El método de D'Hare fue propuesto por el presidente Rafael Correa, en el veto a dicho Código en el 2009.

Durante el primer debate al proyecto, la semana pasada, las diferencias internas tanto en el bloque de Alianza PAIS como en la oposición fueron evidentes respecto a la fórmula.

El presidente de la Asamblea, Fernando Cordero (AP), propuso que se mantenga el actual mecanismo (D'Hare) y recordó que la propuesta de cambio no provino del Ejecutivo, sino de varios asambleístas.

Los partidos y movimientos de minoría cuestionaron las reformas. El asambleísta Jorge Escala (MPD) acusó al Gobierno de pretender acaparar los escaños con el nuevo método y eliminar la representación de las organizaciones pequeñas.

Incluso la socialista Silvia Salgado, aliada del régimen, rechazó el proyecto porque, a su juicio, perjudica a las minorías.

El exvocal del CNE Fausto Camacho aclaró que el método D'Hare aún no se ha aplicado en ningún proceso. En las últimas elecciones de tres juntas parroquiales en Zamora Chinchipe y Napo, el mes pasado, se usó la distribución de divisores continuos o D'Hondt.

No obstante, consideró que centralizar el debate en el método para la adjudicación de escaños es un error porque existen otros componentes. Entre ellos, la forma de presentación de las listas, el mecanismo del voto y el tamaño de la circunscripción territorial.

Según el presidente de la Comisión de Justicia, Mauro Andino (AP), con el primer debate del proyecto las bancadas expresaron sus criterios e inquietudes sobre este tema.

Añadió que posiblemente el cambio al método D'Hondt no se incluiría en el informe de segundo debate, ante la posición de casi todos los sectores de mantener el vigente.

D'Hondt

El método D'Hondt es una fórmula de divisores continuos y consiste en la suma total de los votos de una determinada lista divididos para la serie 1, 2, 3, 4... de acuerdo al número de dignidades a elegirse. El resultado será ordenado de mayor a menor. Este método fue declarado inconstitucional el 1 de marzo del 2004, ante un pedido del entonces diputado Xavier Neira.